Challenger Crónicas

Brancaccio se lleva el Challenger de Noumea

brancaccio lokoli challenger noumea
Brancaccio se corona en Noumea Foto: Federazione Italiana Tennis

Raul Brancaccio gana su primer título de la temporada tras derrotar en la final del Challenger de Nueva Caledonia a Laurent Lokoli por un 4-6 7-5 6-2

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

El Challenger de Nueva Caledonia llegaba a su fin con el partido que enfrentaba a los dos mejores jugadores de la semana. Raul Brancaccio sorprendió al máximo favorito a ganar el torneo, Cristian Garín, en semifinales. Además, se impuso también a un jugador consolidado como Benoit Paire, también en tres sets. Laurent Lokoli por su parte llegaba más descansado, pues no jugó su partido de semifinales debido al retiro de Peniston. El ranking establecía una pequeña ventaja para el italiano, 10 puestos más arriba que el francés.

Set incontrolable

El primer set empezó de la mejor manera posible para Lokoli, que conseguía romper el primer saque de su rival en la cuarta bola de break. Pero no quedo ahí, en el siguiente turno volvió a conseguir un 15-40 que le daba otras dos bolas de rotura. Esta vez solo necesitó una y el primer set empezaba con un 4-0 en favor del francés. Sin embargo, Brancaccio protagonizó acto seguido la misma secuencia, empatando a cuatro el marcador. Finalmente, Lokoli consiguió una nueva rotura para llevarse el set por 6-4.

Máxima igualdad en el segundo

En el segundo set vimos un inicio más pausado, con ambos tenistas jugando con más cabeza tratando de evitar errores. En el quinto juego Brancaccio consiguió una rotura que, tras afianzarla con su servicio, le acercaba a poner las tablas. Lokoli reaccionó para mantenerse con vida en el parcial y con otro break empató el set a cuatro. La igualdad se mantuvo hasta el 5-5, con el francés gozando de bola de partido. No la aprovechó y le pasó factura, perdiendo su servicio y el set por un 7-5 que enviaba el partido al tercero.

Desconexión de Lokoli

Laurent acusó el golpe de perder el set con bola de partido y comenzó el set perdiendo su saque y alejandose del marcador, que era de 3-1. Brancaccio, auspiciado por la confianza de haber estado al borde del abismo, consiguió una nueva rotura que decidió el encuentro. Con el 4-1 ambos tenistas mantuvieron sus respectivos saques hasta que el italiano cerró el torneo con un 6-2 final con un juego en blanco.