Opinión

Borna Coric: En el difícil camino de la comparación

Borna Coric 2019
Borna Coric pensativo durante un partido | Foto: express.co.uk

El tenista croata lleva un año un poco irregular en cuanto a resultados y juego. Coric ha compaginado buenas semanas con otras malas pero aun así continúa en un buen ranking. ¿Cuándo llegará el salto definitivo de la esperanza croata?

En algunos países abundan los tenistas. España, Rusia y Estados Unidos son algunos ejemplos de naciones donde año con año vemos pasar un buen número de tenistas en torneos importantes. Sin embargo, hay naciones donde, aun habiendo diversidad de tenistas son pocos los que logran llegar a lo más alto del circuito.

Por eso, en países como Suiza o Serbia, es muy normal que cuando emerge un tenista con gran potencial, se le catalogue como el heredero del más grande de esta nación. Eso es un hecho. Cualquier jugador suizo crecerá bajo el nombre de Roger Federer, y cualquier jugador serbio bajo el nombre de Novak Djokovic.

Tal ha sido el caso de Borna Coric. El joven tenista serbio ha tenido un paso decente en sus primeros años en el circuito. En 2014 fue el tenista más joven en el top 100 del ranking, y desde entonces se auguraban buenas cosas para él. Cumpliendo con resultados aceptables en sus primeros años, fue en 2016 cuando pudo jugar sus primeras dos finales. En ese entonces, cayó en Chennai y Marrakech frente a Wawrinka y Delbonis, respectivamente. Sin embargo, en el último de estos dos tornos, regresaría al siguiente año para llevarse su primer título ATP venciendo a Philipp Kohlschreiber.

Su juventud y talento destacaban cada vez más en los torneos en los que aparecía. Si bien, no en todos logrando los mejores resultados, siempre dejando un buen sabor de boca con su accionar. Incluso, algunos comenzaron a comparar su estilo, precisamente con el de su compatriota, Novak Djokovic.

Coric soñada con el top-10 en 2018

La corta carrera de Coric llegaba a su punto más alto, hasta ahora, en Halle 2018 donde, tras vencer a Alexander Zverev en primera ronda, no pararía su camino hasta vencer en la final al mismísimo Roger Federer, para con esto, conseguir su segunda corona. Con este triunfo, el serbio acariciaba el top-20.

Con un buen cierre de año, donde perdería la final de Shanghai, precisamente ante Djokovic, el serbio alcanzaba el puesto número 12, el cual, hasta ahora, ha sido su mayor ranking.

Un 2019 irregular

Ahora, en 2019, la fortuna no le ha llegado a Coric. Con un regular avance en torneos importantes, y solo una final jugada. Actualmente el serbio parece estar en una racha negativa, sin embargo, su sitio en el ranking se mantiene en el top-20. Si bien, su temporada no ha dado muchos frutos, tampoco se puede catalogar como una decepción.

La edad de Coric nos presagia un largo camino de seguimiento para este talentoso jugador. Es un hecho que no es el siguiente Djokovic, pero si poco a poco llega a una madurez óptima, el serbio puede convertirse dentro de unos años en un Top 10 indiscutible y lejos de ser la sombre de Djokovic, Coric podría ir formando su propio legado.

Translate »