Noticias

Bautista: “Los momentos duros que he vivido me han hecho más fuerte”



Bautista
Bautista continúa en el US Open. | Foto: atptour.com

El castellonense se sincera en un nuevo artículo de Behind The Racquet, donde revela las dificultades que pasó tras el accidente de su padre y el posterior fallecimiento tanto de este como de su madre. Además, también habló acerca de su otra gran pasión: el fútbol. 

A pocos días de cumplir los 32 años, Roberto Bautista Agut ha conocido el lado más amargo de la vida, viéndose obligado a presenciar la muerte de sus dos progenitores. Una terrible circunstancia que no le ha impedido continuar mirando al frente en la vida, sino todo lo contrario, convirtiendo este drama en su mayor motivación para poder superarse día tras día. Así lo refleja en el último artículo de Behind The Racquet, el portal web exclusivo para jugadores donde estos se sinceran revelando sus aspectos más personales.

La inesperada muerte de su madre

Mi madre falleció en 2018. Aquel día yo me encontraba en el club en el que solía ir a entrenar. Nada más acabar, recibí una llamada. Entonces supe que mi madre se había ido a dormir pero nunca despertó. Fue totalmente inesperado, todavía era muy joven, 52 años, pero llevaba consigo una gran carga de estrés tras estar cuidando a mi padre los dos últimos años”.

Accidente de su padre y las consecuencias

En 2016, pocos días antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, mi padre sufrió una caída mientras se encontraba limpiando el establo donde teníamos a nuestros caballos. Desafortunadamente, quedó paralítico. Yo dudé entre quedarme en casa o ir a Río, pero al final decidí irme. Han sido cuatro años muy duros, mi padre se encontraba en la habitación de al lado cuando mi madre falleció. Desde el accidente se quedó tetrapléjico y no sentía nada del cuello para abajo. Tampoco podía respirar por sí mismo y tuvimos que conectarle a un respirador”.

Teníamos a dos personas, aparte de mi madre, para cuidarle las 24 horas del día. Más tarde, desde que mi madre falleció, mi mujer y yo tuvimos que encargarnos durante casi todo el tiempo. También pudimos contar con la ayuda de más gente”.

Mayor motivación frente a la adversidad

Cuando era joven y todavía no tenía problemas tan serios, solía concentrar toda mi energía y mi tristeza en la pista. Eso fue lo que me ayudó más adelante a sobrellevar todo esto. No fue fácil, no había tiempo para descansar. Después de entrenar, utilizaba mi tiempo libre para visitar a mi padre, ya fuera en el hospital o en casa. Resultaba muy difícil, pero ahí supe que no podía dejar de jugar. Tenía que ayudar a mi padre y al principio no sabíamos cuánto iban a costar los tratamientos y las operaciones. Tenía que seguir trabajando. Además, sabía que eso era lo que quería mi padre“.

“Mis padres querían que cumpliese mis sueños, costara lo que costara. Seguí jugando y luchando más que nunca. Esa fue la manera de corresponderles. Durante estos difíciles momentos fue cuando conseguí alcanzar mi mejor nivel. Estoy seguro de que mucha gente no puede entenderlo. Yo estuve al lado de mi familia para todo aquello que necesitaron, pero tampoco podía tirar a la basura todo por lo que había trabajado hasta ese momento. Quería seguir trabajando más duro que nunca. Nunca me rendí“.

La muerte de su padre durante la Copa Davis

Fue en noviembre de 2019, durante la Copa Davis de Madrid. Logré despedirme de él y 24 horas más tarde estaba jugando la final contra Canadá. Eso es lo que mi padre hubiera querido. Su fallecimiento no fue tan inesperado que el de mi madre, sabíamos que podía suceder cualquier día de estos, pero igualmente tienes que afrontarlo. Pierdes también a tu padre y en ese momento no te salen las palabras. Todos esos momentos me han hecho más fuerte, me han dado una fuerza que otros no tienen. Todas esas veces que estaba en casa y no quería salir porque estaba cansado, eso es lo que me ha hecho ser quien soy ahora. Ahora me siento más motivado y concentrado. Quiero darlo todo en la pista para mostrarle a mis padres que todo lo que hicieron ha valido la pena“. 

El fútbol, su otra gran pasión

El fútbol siempre ha sido muy importante para mí. Cuando era joven jugué en las categorías juveniles del Villarreal hasta los 14 años. Dejarlo no fue sencillo pero estoy muy contento de decantarme por el tenis. Claro que echo de menos jugar al fútbol pero me siento muy afortunado por haber elegido el tenis. Fue difícil dejar a todos esos amigos y compañeros atrás, especialmente cuando eres tan joven. No me arrepiento pero dos años después de comenzar a jugar al tenis comencé a darme cuenta del enorme sacrificio que supone el hecho de convertirte en tenista profesional. Es divertido el poder volver a jugar ahora con mis amigos al fútbol”. 

 

Facebook

Translate