Noticias

Andújar somete a Dzumhur por la vía rápida en el Open de Australia

Andújar Dzumhur Open Australia
Andújar derrota a Dzumhur. Foto: ATP

El tenista español Pablo Andújar consiguió estrenarse en primera ronda del Open de Australia al ganar a Damir Dzumhur por 6-1, 7-5, 6-1 en hora y 50 minutos. 

Andújar venía con un duelo jugado solamente en 2022 cayendo ante Viktor Durasovic. Dentro de la competición la confianza no era excelsa pero se presenció el entrenamiento y la buena preparación que pudo realizar para llegar a este debut lo mejor posible. Se medía a un tenista conocido con el que había perdido en 2019 en el Masters 1000 de París.

Andújar controla la cita

El bosnio venía de jugar la fase previa y entró como lucky loser ya que cayó en la última ronda. Sus sensaciones no fueron las mejores durante la pasada semana y en este choque ante Pablo se pudo confirmar. El español controló el duelo en todo momento encontrando su ritmo. Tenía varias marchas más que el bosnio que es conocido también por ser intenso desde esa faceta de fondo de pista y que aprovecha los golpeos de los oponentes para poder generar velocidad.

Durante los dos primeros parciales, Andújar no vivió ninguna bola de quiebre en contra. En el primero fue muy superior y en el segundo Damir pudo ir aguantando sacando adelante sus turnos al servicio. En el tercero, sin embargo, Damir tuvo su oportunidad de adelantarse. Fueron tres bolas de break en total tras disponer un 15-40. Era la primera situación de riesgo para un Andújar que lo consiguió levantar. Ese fue el último momento de Dzumhur en la cita ya que decayó completamente tras perder esa oportunidad. Pablo volvió a abrir camino y no tuvo oposición para cerrarlo a la primera bola de partido, rompiendo en dos ocasiones más el saque del bosnio.

Andújar pasó por cuarta vez a la segunda ronda del Open de Australia al ganar a Dzumhur y quizás sea la mejor temporada para poder superar este mejor registro que tiene en Melbourne. Sin cabezas de serie a la vista, se medirá al ganador entre Roman Safiullin y Alex Molcan.

Translate