Noticias

Alcaraz comienza fuerte en Cincinnati

Alcaraz McDonald ATP Cincinnati
Alcaraz consigue el primer paso en Cincinnati. | Foto: ATP

Gran primera presentación de Carlos Alcaraz para derrotar con comodidad al estadounidense Mackenzie McDonald en sets corridos (6-3, 6-2) en su duelo por la segunda ronda del Masters 1000 de Cincinnati. El murciano será rival de Emil Ruusuvuori o de Marin Cilic por el pase a los cuartos de final.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Momento de debut para Carlos Alcaraz en este certamen de Cincinnati. El tenista murciano hacía su presentación en este séptimo Masters 1000 de la temporada, con el objetivo de mejorar sensaciones en la recta final rumbo al US Open donde deberá defender cuartos de final, y donde lógicamente partirá como uno de los candidatos al título, ya como en cada torneo al que asiste. Después de un cansador paso por Hamburgo y Umag, perdiendo ambas finales, Alcaraz quedó sorpresivamente eliminado en su debut en Montreal ante Tommy Paul, por lo que cambiar la imagen era importante.

Su rival de hoy era el sólido Mackenzie McDonald, invitado al cuadro por la organización. El jugador californiano no traía las mejores sensaciones en las semanas previas, con rápidas eliminaciones tanto en Atlanta como en Washington y Canadá, ganando apenas un partido entre los tres eventos. En su primera ronda aquí, arrasó en sets corridos ante Nikoloz Basilashvili, perdiendo solo un juego.

Alcaraz da el primer paso

Gran inicio de partido para Alcaraz, que salía totalmente concentrado desde el arranque, para ya ponerse break arriba en el primer juego. Manteniendo buenas sensaciones constantemente, Carlitos mostraba buena movilidad, sin dejar que McDonald se pueda plantar en la línea de base, donde podría hacer más daño. El desarrollo estaba bajo control del español, y eso se vería reflejado en el marcador. Alcaraz se llevaba esa primera manga por 6-3.

Mismo panorama para el segundo parcial, con un McDonald que parecía apostar a jugar puntos más largos, pero no podía vencer la resistencia de un Carlos encendido. El quiebre llegaría en el sexto juego para que Alcaraz se ponga 4-2, y ya signifique un punto de inflexión definitivo en el partido. Finalmente, sumando otra rotura, el murciano sentenció la historia con un 6-2, para avanzar en Cincinnati.