Noticias

Carlos Alcaraz conquista su primer título ATP en Umag

Alcaraz Gasquet ATP Umag
El murciano se lleva el título en Croacia. | Foto: ATP

El tenista murciano derrotó al francés Richard Gasquet por la vía rápida (6-2, 6-2) y así consiguió el título en el ATP 250 de Umag. Alcaraz consigue así su primer trofeo a este nivel, con apenas 18 años. 

Carlos Alcaraz se presentaba ante su primera gran chance de coronarse a nivel ATP, luego de una temporada donde todo ha sido pleno crecimiento. El murciano jugó con mucha comodidad a lo largo de toda la semana en Umag, venciendo a rivales de la talla de Lucas Pouille y Filip Krajinovic. Además, en semifinales superó en sets corridos a su compatriota Albert Ramos, mostrando que iba en serio a por el título.

El rival en la final era el experimentado Richard Gasquet, que jugaba su primera final luego de tres años en los que la irregularidad ha dominado en su carrera. El francés apenas se dejó un set en su camino, y fue en las semis enfrentando al alemán Daniel Altmaier. Para el galo de 35 años, esta parecía una de sus últimas chances de llevarse un trofeo ATP.

Alcaraz puede con Gasquet

El partido comenzó con un Alcaraz mucho más encendido y presto a atacar, y con un Gasquet que no lograba jugar cómodo en los rallies. El murciano logró concretar su primer quiebre en el segundo juego, para ya empezar con ventaja en el score. Con esa comodidad, Carlos mostraba grandes sensaciones en sus turnos de saque, y más aún con una nueva rotura en el séptimo juego. Alcaraz se adueñó de la primera manga con un contundente 6-2.

La tónica se mantendría para el inicio de la segunda manga, porque Alcaraz nuevamente quebró el servicio del francés de manera rápida, para poco a poco acercarse al triunfo. El francés seguía incómodo con su saque, y a pesar de sus intentos, subiendo a la red, buscando efectos, no lograba contrarrestar los ataques del español. Alcaraz volvió a concretar un break para dominar por 4-1 el marcador. El momento clave fueron los tres break points que tuvo Gasquet al juego siguiente, y que no pudo cerrar. Finalmente, el murciano selló su victoria en dos cómodas mangas.

Translate