Noticias

Alcaraz batalla para vencer a Fucsovics en Winston-Salem

Alcaraz Fucsovics ATP Winston-Salem
Alcaraz llega a cuartos en Winston-Salem. | Foto: ATP

El murciano superó al húngaro Marton Fucsovics en tres mangas (6-3, 0-6, 6-2) por la tercera ronda del ATP 250 de Winston-Salem. Alcaraz se enfrentará ahora con el estadounidense Marcos Giron, una de las revelaciones del certamen.

Carlos Alcaraz llegaba a este partido tras su estreno ante Alexei Popyrin, donde necesitó remontar para acabar ganando en un tiebreak del tercer set. El español buscaba ganar ritmo de competencia en la previa del US Open, en la que será su primera experiencia en el Grand Slam de Nueva York.

Por su parte, para Marton Fucsovics este era apenas su tercer partido en pistas rápidas luego de alcanzar por primera vez unos cuartos de final de Grand Slam, en Wimbledon. En Winston-Salem, donde parte como cuarto cabeza de serie, tuvo un estreno que resolvió por la vía rápida ante el lucky loser Yosuke Watanuki.

Gran victoria para Carlos

El primer set traería paridad absoluta en cada uno de los juegos, pero porque los dos estaban arriesgando de buena manera con la devolución, generando varias oportunidades de quiebre. A pesar de los luchados games, la historia fue avanzando, hasta que en el 4-3 aparecería el ansiado break en favor del murciano, que luego entonces se dispondría a sacar para set. Así fue que Alcaraz pudo cerrar la manga por 6-3.

Al llevarse el parcial apenas por detalles, se suponía que el español pudiera aprovechar el envión para llevar esas sensaciones al segundo parcial e intentar resolverlo allí. Sin embargo, la historia sería completamente opuesta. Marton Fucsovics comenzó a encontrar cierta solidez en su servicio y además lograría capitalizar cada una de las chances que se le irían presentando. De forma inesperada, el húngaro se quedó con el set con un contundente 6-0.

Pero nuevamente el desarrollo traería cambios drásticos en el dominio, y Alcaraz logró quebrar en el primer juego del tercer parcial. Tras concretar un segundo break, las cosas fueron más relajadas para el español, que de todos modos nunca bajó la intensidad. Finalmente, Carlos selló el triunfo con un 6-2 definitorio, dejando otra muestra de su excelente fortaleza mental con apenas 18 años.

Translate