Crónicas

Un gran Djokovic clasifica a Serbia a la final de la ATP Cup tras vencer a Medvedev

Djokovic Medvedev ATP Cup 2020
Djokovic celebra un punto durante su partido ante Medvedev | Foto: @atpcup

Novak Djokovic superó a Daniil Medvedev (6-1, 5-7, 6-4) para clasificar a Serbia a la final de la ATP Cup. Ambos disputaron un partido a un altísimo nivel de tenis. En el primer duelo de la serie Lajovic continuó a un excelso nivel para sorprender a Khachanov (7-5, 7-6). 

Dusan Lajovic seguía inmaculado en los cruces decisivos de la ATP Cup. Después de ganar a Auger Aliassime por la vía rápida para que Djokovic sentenciase en cuartos de final lo mismo ocurría en semifinales. El número dos serbio no tuvo problemas para vencer a Khachanov, a pesar de tener peor ranking qué y en sets corridos dio a Serbia el primer punto. De esta manera el ex número uno saltaba a la pista para confirmar a su país como el primer finalista en la edición de la ATP Cup.

Un recital de primer set

Djokovic aprendió la lección de la última derrota con Medvedev y fue él quien comenzó llevando la iniciativa. Por su parte el ruso salió algo frío, más errático de fondo que habitualmente. Nole era el que proponía largos peloteos desde el fondo de la pista, y lo más importante el que movía de lado a lado la pelota. En los dos primeros servicios del ruso esto se transformó en cuatro opciones de rotura. Aunque en las tres primeras no llegó el break, a la cuarta Djokovic celebraba con su zona de equipos esta rotura tan temprana.

El serbio estaba muy concentrado y con ganas de seguir imponiendo este ritmo sobre la pista. Nada por el momento le hacía bajar el ritmo y en pocos minutos confirmaba la rotura poniendo el 4-1 en el marcador. El ritmo de Djokovic era infernal, sin fallos, con tiros profundos para llevar la iniciativa en cada momento. En el sexto juego llegó un golpe final para el set y es que el de Belgrado quebró en blanco a su contrincante. El ruso no tiró y set peleando a pesar de la gran ventaja que existía. En sus manos tuvo dos bolas de break para recortar la distancia pero Djokovic no le dejó seguir soñando y finalizó en 31 minutos el primer set.

Medvedev toma el control

Únicamente un servicio pudo ganar Medvedev y además en el que tuvo que levantar también bola de rotura. Esto daba muestras de que algo debía cambiar en la estrategia del ruso para luchar contra este Djokovic. El ruso parecía tener un servicio cómodo cuando el marcador estaba 40-0, en cambio volvió a ocurrir. Djokovic estaba con bola de break y a la primera se ponía por delante en el marcador dejando al equipo ruso contra las cuerdas. Medvedev luchó e intentó reponerse al instante. Después de un juego eterno y a la cuarta opción miraba a su equipo sabiendo que había hecho lo más difícil volver al partido con su primer break y segundo juego de todo el encuentro.

Algo parecía cambiar y es que Medvedev tiraba más profundo y de repente era capaz de contraatacar y mandar. Las cosas empezaban a pintar mal para Djokovic que veía como su rival era el que volvía a quebrar esta vez su servicio y ponía el 3-1. Entonces llegó la rabia contenida de Djokovic que acabó rompiendo golpeando su raqueta varias ocasiones contra el suelo. El serbio acabó pidiendo disculpas y secando esa parte de la pista con una toalla. El serbio volvía a tener alternativa al resto con otra bola de rotura pero tras un intenso peloteo Medvedev lo acaba salvando. Así puso el 4-1 en el marcador y cada estaba más cerca de mandar el partido al parcial definitivo.

Rusia consigue igualar el partido

Djokovic hizo los deberes poniendo el 4-2. El séptimo juego fue de lo más tensos del partido ya que Nole volvía a tener dos bolas de break. A la segunda rompió para seguir pensando en el set y miraba a su público pidiendo más apoyo. El serbio respiraba profundamente dando muestras reales de su cansancio tras los duros intercambios de la segunda manga.

Duro juego el siguiente que a pesar de parecer fácil tuvo largos peloteos que acabaron por igualar el set a cuatro juegos. Llegaban los momentos decisivos del parcial y el partido podía acabarse en pocos minutos. El noveno juego era clave para el devenir del encuentro y ambos lo sabían. Después de cuatro iguales el game fue para el ruso que iba a salir después del cambio de lado a restar para ganar el set. Djokovic estuvo tranquilo ante tal situación y a pesar de tener que llevar la iniciativa y empezar 0-15 acabó sacando el juego.

Otro juego de largos intercambios, con iguales y diversas alternativas que acabaron con Medvedev poniendo el 6-5 y asegurando como mínimo el tie break. El ruso se mostraba cada vez más cómodo desde el fondo de la pista, aunque es cierto que seguía cometiendo muchos errores no forzados. El que sentía la presión era Djokovic que después de un 30-30 iguales cometió una doble falta que ponían a Medvedev con bola de set y tras un passing llegó la alegría para el equipo ruso.

Un tercer set para el recuerdo

Medvedev seguía dominando los duros intercambios con los que empezó el tercer set. El ruso fue el primero en poner en aprietos a Djokovic que se veía bloqueado por el muro que había puesto su rival desde el fondo de la pista. Pocas veces hace Nole saque y volea, menos todavía con 40-40 pero es que era el momento para intentar sorprender a su rival. El quinto juego volvió a elevar el nivel al máximo y Djokovic tras algunos puntos que levantaron a los aficionados conseguía el break para tomar ventaja en el marcador 3-2.

Sufriendo para consolidar esa ventaja en el marcador, más después de un 0-30, pero al final el juego finalizó con el 4-2. Medvedev no podía fallar si no quería despedirse del partido y sumó otro juego a su casillero para poner el 4-3 e intentar volver a presionar al serbio. El ex número uno no estaba por la labor de fallar y todo continuó en la misma tónica hasta llegar al 5-4. Este juego era crucial, ya que Nole podía poner con su servicio el final del partido.

Pronto Djokovic tomó las riendas con el 30-0, pero entonces llegaron tres puntos seguidos para el ruso que significaban la bola de break. El de Belgrado salvó la situación con una derecha pero en el siguiente punto un falló de revés volvían a poner bola de break. Entonces llegó lo que puede ser uno de los puntos de la temporada que no se puede explicar con palabras con un punto de Djokovic que salvó la situación. Luego un falló de Medvedev ponía la primera bola de partido. Tiro de revés ganador del ruso y vuelta al deuce. Nuevo error no forzado de Nole con la derecha y otra opción de rotura. Djokovic en estos momentos ya cuenta con mucha experiencia y salvó la situación en dos golpes, saque más derecha. Saque directo y una derecha para llevar a Serbia a la final tras un partido soñado.

 

 

Sobre el autor

Daniel Escudero

1 Comment

Click aquí para escribir un comentario
  • Llegué para ver el último ser y fue espectacular. Unos peloteos a un nivel increíble y una emoción desbordante.El primer duelo aspirante a partido del año.
    Queda la segunda semifinal que puede ser también de traca. Se pone Bonita la temporada.

Translate »