Noticias

El primer título de Struff: «Me quito un gran peso de encima»

struff primer título quitado peso encima
Struff celebrando un triunfo | Foto: Getty Images - BMW Open

El tenista alemán, Jan Lenard Struff, reflexionó tras conquistar su primer título como profesional en el ATP de Múnich, derrotando al estadounidense Taylor Fritz en la gran final. 

Struff explica lo importante que es inaugurar su palmarés

A sus 33 años, Jan-Lennard Struff ya puede decir que es campeón ATP. El veterano y siempre correoso tenista alemán realizó su gran sueño en el circuito en casa, en el ATP 250 de Múnich, y además batiendo al teórico favorito, el primer cabeza de serie del cuadro, Taylor Fritz.

En una extensa entrevista por parte de la ATP, el germano valoró lo que significa para él haber estrenado finalmente su palmarés en el circuito y lo mucho que tiene que agradecer, tanto a sus padres como a todo su equipo, haciéndoles partícipes de este gran momento en su carrera.

Primer título ATP

«Significa mucho. Tengo 33 años y es una sensación increíble. Estoy muy, muy feliz y al mismo tiempo me quito un gran peso de encima al ganar por fin mi primer título«.

Tercer campeón más veterano

«Estoy muy contento porque eso demuestra que sigo trabajando y que nunca me rindo. Gracias a mi equipo, a mi preparador físico y a mi fisioterapeuta, que trabajan tanto, así como a mis entrenadores de tenis. Gracias a ellos, puedo jugar bien al tenis a los 33 años«.

En su casa

«Es muy especial ganarlo, el título en primer lugar, y luego hacerlo en Alemania. Aquí en 2021 llegué a la final, aunque no había gente por la pandemia. En Stuttgart fue una batalla increíble el año pasado con Tiafoe con un tiebreak en el tercer set. Fue increíble. Así que, esto es muy especial para mí«.

Las figuras clave de su carrera

«En primer lugar, mis padres, ambos entrenadores de tenis. Me introdujeron en este deporte cuando era pequeño. Es una sensación increíble. Todavía no he hablado con ellos porque no había mucho tiempo después del partido. También Carsten (Arriens), Marvin (Netuschil) y Uwe (Liedtke), que trabajaron muy duro conmigo, a mis antiguos entrenadores y a mi familia«.

El mejor consejo de sus progenitores

«Siempre me decían que me divirtiera, que trabajara duro y que nunca me rindiera. Tenían una actitud que no me presionaba demasiado. Sólo decían: ‘Si lo haces, hazlo con compromiso«.

Lecciones tras superar varias lesiones

«Que tengo que seguir trabajando duro y que es posible alcanzar tus sueños y no rendirte nunca. Esa es una lección y una clave muy, muy importante. Y la confianza en la gente de la que estoy rodeada. Confío al 100% en los médicos que me han ayudado y, sobre todo, en mi preparador físico y mi fisioterapeuta, que siempre han estado a mi lado y han trabajado muy, muy duro para que estuviera sano«.

Ads