Crónicas

Un pletórico Carballés Baena supera en un duelo épico a Shapovalov

Shapovalov Carballés Roland Garros
Carballés Baena en Roland Garros | Foto: atptour.com

El español estuvo contra las cuerdas pero al final acabó ganando en la quinta manga en un duelo épico (7-5, 6-7(5), 6-3, 3-6, 8-6). Sobresaliente encuentro de Carballés  que ha demostrado su capacidad para jugar en esta superficie. El canadiense llegó a sacar dos veces en la quinta manga para ganar el partido.

Shapovalov tenía un duro partido de segunda ronda ante un jugador como Carballés que nunca da una bola por pérdida. El canadiense venía de ganar a Simon un tenista con mucha experiencia pero que ya no tiene ese físico de hace unos años. Por otro lado el español superó en uno de los partidos más rápidos de Roland Garros a Johnson dejando grandes sensaciones y cogiendo confianza para este duelo.

Al más puro estilo Nadal llegó el primer break de Carballés y en el tercer juego ya estaba por delante el español. Además ya había avisado Roberto en su primer juego al resto, aunque allí no pudo confirmar la rotura. Shapovalov estaba algo tendo y errático. Sobre todo esas bolas a media pista con las que a veces subía y su rival le pasaba. En cambio miraba a Youzhny y no se rendía en el set. Después de tanta insistencia Shapovalov pudo lograr el premio y justo en el décimo juego, momento que Carballés sacaba para ganar quebró y puso las tablas. Poco le duró la ilusión ya que justo en el siguiente juego el español volvió a tomar la iniciativa. Sufriendo pero esta vez no iba a dejar escapar el set. Así Roberto sorprendía y se llevaba la primera manga.

 

Misma dinámica en el inicio del segundo. Dos servicios y dos roturas que confirmaban que ninguno estaba cómodo al saque. Después del 1-1 ya el partido se tranquilizó y no hubo muchas alternativas. Shapovalov seguía sufriendo en los puntos largos y es que necesitaba ajustar mucho para ganar un punto. El séptimo juego fue clave en el devenir del segundo set. Carballés tuvo bola de break pero acabó perdiendo el juego. Después de remar Shapovalov se ponía 4-3 y era el momento de pasar al ataque. Carballés no se ponía nervioso. Entonces era Shapovalov el que perdía los nervios y rompía su raqueta. El español consiguió el break y con el 6-5 servía para ganar la segunda manga. El canadiense sobrevivió y rompió en blanco para llevar el desenlace de este parcial al tie break. Muerte súbita igualada aunque con el 5-5 Shapovalov dio un paso la frente. El canadiense ganó dos puntos consecutivos subiendo a la red y se llevó la segunda manga.

 

Carballés estaba a un gran nivel a pesar de perder el segundo set. El español empezó ganando el saque y al resto con ventaja en el marcador creaba muchos problemas a su rival. Pronto consiguió el break y Carballés iba a más  ganando sus juegos cómodamente y poniendo el 4-1 en el marcador. Shapovalov daba muestras de cansancio y de tener algunos problemas físicos. No encontraba el antídoto contra un tenista como Carballés. Cerca de las tres horas de partido y el español cerca de ganar la tercera manga. El granadino no bajó el ritmo y sin problemas se llevó la tercera manga por un contundente 6-3.

Shapovalov estaba contra las cuerdas y además sus sensaciones no eran positivas. En cambio de repente era otro jugador en la cancha. Mucho más agresivo empezó a soltar el brazo, sobre todo la derecha y la estrategia funcionaba. Carballés veía como esta primera opción que tenía de hacer la machada en el cuarto set empezaba a escaparse. Este fue el set que menos batalla tuvo y en poco tiempo el 6-3 para el pupilo de Youzhny mandaba el partido al quinto y definitivo set.

Un quinto set de infarto

Era el momento y solo uno podía ganar. El canadiense parecía tener una marcha más. Estaba jugando suelto con algunos errores, pero sobre todo se venía a la red a presionar a su rival y daba con la tecla. En el quinto juego un break para Denis le dejaba más tranquilo que nunca al servicio ya que estaba cerca de acabar con el partido. Carballés seguía luchando en busca de esa rotura que todavía le hiciera soñar. Llegó la esperada oportunidad en el octavo juego pero un saque abierto de Shapovalov salvó la situación y se ponía por delante con resto para cerrar el duelo. Con el 5-4 y servicio Denis se puso nervioso. Tenía todo a su favor, de repente una bola reclamó que era mala y el juez de sila decretó que se equivocaba. Luego falló dos derecha cómodos y llegaba el break cuando estaba para cerrar el duelo.

Luego Shapovalov volvió a sacar su mejor nivel y quebró otra vez en un juego con mucha tensión. nueva oportunidad al saque para cerrar el duelo. En cambio Carballés no bajaba los brazos. Seguía corriendo de lado a lado con fe. Hasta dos nuevas bolas de rotura que tuvo y a la segunda tras una locura de punto se llevaba el break. Esta vez por primera vez ganaba su juego y restaba para ganar un partido épico. El español sabía de la importancia de meter bolas en pista y tras el 30-30 Shapovalov estaba presionado. Roberto puso la bola en juego y dos fallos de volea del canadiense certificaban el triunfo más importante en la carrera de Carballés.

Translate »