WTA

Rybakina sabe sufrir para derrotar a una combativa Schunk

Rybakina Schunk WTA Stuttgart
Rybakina avanza en Stuttgart. | Foto: WTA

La tenista kazaja tuvo que emplearse a fondo para derrotar a la joven Schunk dos apretados sets (7-6, 7-5).

Resultados del torneo

Cuadro del torneo

Elena Rybakina iniciaba su andadura en Stuttgart tras ser partícipe del éxito de su país en la eliminatoria de BJK ante Alemania disputada en clay indoor en Nur-Sultan y en donde Kazajistán logró el pasaporte a las Finales del torneo que se disputarán en el próximo mes de noviembre. La tenista kazaja tenía un hueso duro en su primera ronda en Stuttgart al medirse a la joven local Nastasja Schunk, quien ya el año pasado logró la misma hazaña cayendo ante Belinda Bencic en primera ronda.

Rybakina supera un duro debut

El partido comenzaría cuesta arriba para la joven kazaja, y es que Rybakina comenzaría el partido dejando claro que el viaje a Kazajistán iba a repercutir en el partido al tener muy poco margen de descanso entre ambos eventos. Schunk sería la que se adueñaría del partido gracias a su mayor rodaje desde la fase previa, y al inicio del partido iría imprimiendo su mayor frescura física para provocar los errores de una Rybakina que iría entrando poco a poco en encuentro. La kazaja se vería break abajo al inicio del partido, pero a medida que el partido avanzaba la kazaja iría encontrando su tenis en la pista y el partido iría cambiando su guión. Finalmente el set se decidiría en el tie-break y ahí los golpes poderosos y planos de la kazaja fueron los que desnivelaron la balanza a su favor.

A segunda ronda

La joven tenista de 22 años poco a poco iba entrando en el encuentro a medida que sus golpes planos iban haciendo mella en el físico de una Schunk que notaba cómo la tenista kazaja era la que imprimía el ritmo del partido con sus golpes planos y directos desde ambos lados de la pista. Rybakina se haría con un break al inicio de la segunda manga que servía para dejar claro que la kazaja era la dominadora del encuentro, aunque Schunk no bajaría los brazos y obtendría su premio.

La germana rompería a su rival cuando sacaba para ganar el partido, aunque acto seguido Rybakina volvería a romper el saque de su rival y la kazaja volvería a tener la oportunidad de cerrar el partido con su servicio, cosa que esta vez no desaprovechó. Finalmente, Rybakina suma una nueva victoria aunque con más sufrimiento del esperado y ante una joven Schunk que le puso las cosas muy complicadas desde el primer momento.

No fue el mejor partido de una Rybakina que notó el viaje desde tierras kazajas, pero poco a poco fue entrando en el partido para acabar imponiendo su mejor tenis en la arcilla roja de Stuttgart.

Translate