Opinión WTA

¿Qué le pasa a Sloane Stephens?

OPINION SLOANE STEPHENS
Sloane Stephens disputando un partido | Foto: @wtatennis

La ganadora del US Open 2017 no está atravesando su mejor momento y está en el ojo del mundo del tenis por su preocupante rendimiento tenístico y mental en sus últimos partidos, lo que lleva a que todos se pregunten: “¿qué le pasa a Sloane Stephens?”

¿Quién es Sloane Stephens?

Sloane Stephens (Coral Springs, Florida, Estados Unidos, 20 de marzo de 1993) es una tenista estadounidense. Su madre, Sybil Smith, fue la primera nadadora de origen afroamericano en ser seleccionada para la máxima división del deporte en Estados Unidos, y quién la animó a jugar al tenis. Su padre, John Stephens, jugó en la liga profesional de fútbol americano.

Su palmarés

Actualmente cuenta con 6 títulos WTA, entre los que se destaca el US Open 2017, en donde venció a Madison Keys.

Además, entre otros resultados destacables, encontramos la semifinal lograda en el Australian Open 2013 (perdió ante la campeona, Azarenka) y la final de Roland Garros 2018, en donde perdió ante Simona Halep.

Llegó en 2013 al número 11 del ránking mundial, pero después su juego pasó por una racha de inconsistencia y tuvo una grave lesión en el pie que le hizo caer hasta las profundidades de la lista. El 31 de Julio de 2017 era la 957°, mientras que luego de  lograr conquistar el US Open de ese año, ascendió al puesto 17° del ranking, logrando un increíble ascenso de 940 puestos en tan solo seis semanas.

Luego de este increíble hito, Stephens conquistó Miami en 2018, siendo este su último título hasta el momento. Además, este mismo año llegó a la final en Montreal y también de Roland Garros, como hemos dicho anteriormente.

El declive

La temporada 2019 fue un total bajón en el juego de Stephens. Sus resultados más destacables se dieron cuando logró llegar a las semifinales en Madrid, cayendo ante Kik Bertens, y a los cuartos de final de Roland Garros, donde caería ante Johanna Konta.

Su nivel cayó considerablemente luego de estos dos torneos, donde se convirtió en una jugadora que daba la sensación de que podía ser vencida por cualquiera del circuito.

En lo que va del año, esto último se notó muchísimo más, ya que solo cocechó una victoria ante Emma Navarro, actual 495 del mundo. El juego de Sloane está siendo preocupante: se la ve en la pista sin ganas, sin saber escapar cuando está contra las cuerdas, y su juego se volvió muy predecible.

Si bien parece muy precipitado, muchos aficionados del tenis comparan el caso de la nacida en Florida con el caso de Eugenie Bouchard, quien supo brillar en las temporadas 2015 y 2016, logrando estar ambas temporadas dentro del top 10. Sin embargo, la canadiense ahora está ubicada en el puesto 327 del ranking. Personalmente considero muy distintos los casos de Stephens y Bouchard, ya que esta última se alejó del tenis por lesiones y por dedicarse un poco más a su carrera de modelaje cuando se le complicó volver por las lesiones.

Conclusiones

Ganar un Grand Slam no es algo que cualquiera pueda lograr. Hay que mantener un alto nivel de juego durante más de una semana, y por sobre todo, hay que mantenerse fuerte mentalmente. Sloane Stephens tiene un Grand Slam en su palmarés y eso ya la hace una jugadora especial. Si bien es cierto que está atravesando un momento de forma bastante malo, me parece muy precipitado hablar de una posible salida del top 100 o comparar su caso con el de Eugenie Bouchard.

Es difícil saber cuánto durará esta mala racha de la estadounidense, pero si de algo estoy seguro es de que sabrá levantarse tarde o temprano, como ya lo ha logrado en el pasado.

Translate »