Crónicas WTA

Muguruza salva una bola de partido para llegar a los cuartos de final en Hobart

Muguruza Jabeur WTA Hobart 2020
Mugurza celebra un punto durante un partido | Foto: @wta

Garbiñe Muguruza superó a la tunecina Ons Jabeur (3-6, 6-3, 7-6(4)). Después de un duro encuentro llega a los segundos cuartos de final de forma consecutiva. La llegada de Conchita Martínez como entrenadora le ha dado ese plus de confianza en los partidos que necesitaba.

Buenas noticias para una jugadora como Garbiñe Muguruza. La hispano-venezolana estaba sumida en una crisis de juego y resultados que le hicieron perder muchos puestos en el ranking femenino en 2019. Había comenzado bien el año con las semifinales de Shenzhen pero en su segundo torneo ya está en cuartos de final y está a un triunfo de conseguir otras semifinales. Poco a poco empieza a mejorar sensaciones y su confianza está creciendo haciendo de Garbiñe una jugadora más peligrosa.

En el segundo encuentro de Hobart tuvo que luchar al máximo para vencer a una guerrera como Ons Jabeur. El partido comenzó con muchas alternativas y juegos disputados que iban cayendo para uno y otro, pero no que no marcaban grandes diferencias en el marcador. Garbiñe fue la primera en romper a su rival pero en el siguiente juego cedía su servicio y todo volvía a estar igual. El problema llegó cuando Jabeur se puso por delante en el casillero ya que es cuando Garbiñe más vulnerable se vuelve. En el octavo juego llegó el break en contra de la española que en un momento vio cómo su rival se llevaba el set. La primera manga estuvo igualada pero la diferencia en la efectividad en bolas de break castigó a Garbiñe. La tunecina salvó 4/5 en estas bolas y Garbiñe 0/2.

Una gran remontada

La pupila de Conchita debía recuperarse mentalmente para seguir luchando por llegar a los cuartos de final. Bien comenzó con su servicio sacando los juegos a su favor y pasando la presión al otro lado. Garbiñe empezó a jugar más agresiva y a dominar con su potencia para romper en el cuarto juego y tomar ventaja. Jabeur sufría con su servicio y Garbiñe todo lo contrario que no tuvo en todo el segundo set ni una bola de break en contra. En 34 minutos igualaba el marcador y la ganadora se iba a decidir en el parcial definitivo.

El partido cambió de rumbo en el tercer set y ninguna era capaz de mantener su servicio. Hasta en cuatro ocasiones consecutivas se quebraron con dos para cada lado. Muguruza sacaba en segundo lugar pero pudo aguantar la presión hasta el juego decisivo, el duodécimo. En ese momento Jabeur se encontró con una bola de partido que no pudo aprovechar y así la ganadora se iba a decidir en el tie break. Después de salvar la situación crítica Garbiñe se creció y en el tie break pudo culminar una gran remontada para llegar nuevamente a otros cuartos de final.

Translate »