Noticias

Garbiñe Muguruza: ”Quiero ganar los cuatro Grand Slams”

muguruza entrevista el partidazo
Garbiñe Muguruza celebrando un punto en el Australian Open 2020. | Foto: wtatennis.com

Garbiñe Muguruza atendió a El Partidazo de COPE en una extensa entrevista horas antes de terminar su confinamiento en Melbourne. La española abordó numerosos temas, como sus objetivos a largo plazo, su relación con Conchita Martínez y Rafa Nadal; o su ya conocido espíritu aventurero.

Garbiñe Muguruza ultima los preparativos para el Yarra Valley Classic de Melbourne, que servirá de torneo preparatorio para el Australian Open, y en el que la de Caracas ejercerá su debut el próximo martes. En sus últimas horas de semi-cuarentena (ella sí podía salir a entrenar), atendió a Juanma Castaño en El Partidazo de COPE para hacer repaso a muchos aspectos de su vida, de los que había hablado muy poco hasta ahora.

Una privilegiada en Melbourne

He sido muy privilegiada por poder salir 5 horas, y entrenar, y cansarme, y tener una razón de volver a la habitación a descansar. Desde luego, muy afortunada en comparación a otros de mis compañeros. A algunos les ha tocado estar encerrados 15 días sin poder salir y no es para nada lo mejor de cara a un Grand Slam, pero es aleatorio, entonces no se puede controlar si has estado en contacto o no”.

”Creo que este Grand Slam va a ser un poco sorpresa. Van a haber resultados sorprendentes, de gente que no ha llegado muy preparada. Es importante que nadie se lesione. Es mucho tiempo sin entrenar y encerrado en la habitación, entonces va a ser todo un poco extraño”.

Buena actitud ante todo

”Intento mantener buen humor. La clave de este 2021, por como se avecina, es el saber llevar estos momentos de disconfort, porque no es nada parecido a lo que teníamos antes. Yo creo que no hay que amargarse, porque realmente va a ser así durante mucha parte del año. No queda otra que sonreír y tener buena energía. Yo no puedo dar consejos a todo el mundo. En mi caso, si no estoy aquí en Australia en estas circunstancias, estaría en mi casa sin trabajar, sin saber qué hacer; entonces, si yo quiero hacer mi trabajo, que es competir y jugar, no me queda otra que aceptar las reglas que pasa todo el mundo que viene aquí. O hago esto o estaré en el sofá de mi casa, que tampoco es que me motive mucho. Prefiero estar aquí”. 

¿Candidata al Australian Open?

”Ojalá que podáis apostar por mí. Yo he intentado prepararme lo máximo posible. Ya desde que empezó la temporada, con el torneo de Abu Dhabi, con el de la semana que viene, y poner todo lo que está en mi mano para hacer un buen Grand Slam”.

Sus aventuras extratenísticas

”Desde pequeña siempre he querido hacer una especie de entrenamiento militar, o formación; y como jugaba al tenis y viajaba era imposible. Entonces, siempre buscaba y pensaba qué podría hacer, cómo podría organizarlo, y por esta cuarentena y por estas circunstancias pude contactar con la Guardia Civil y organizar un programa de una semana para que pudiese tener una experiencia con cada ámbito de los que ellos tienen; sobre todo humanitarios, de rescate, de salvar a personas, de encontrar a gente que está en emergencia, de defensa personal; y fue una súper experiencia el ver a esa gente, que se dedica a eso y que nadie lo sabe. Es muy fuerte. Yo por ejemplo juego delante de 20.000 personas y todo el mundo ve que gano un partido, un trofeo, lo que quieras; pero ellos, nadie lo puede ver. El riesgo que ellos toman por salvar nuestras vidas, es muy interesante”.

”Necesitaba hacer cosas y sentirme viva. Hicimos un rescate en helicóptero, y eso impresiona mucho. Engancharme en el agua y que me vuelen con una cuerda, o bucear, en cuevas… Muchas cosas. A mí me encanta, soy muy aventurera, pero hay que hacerlo también”.

”Estuve tres semanas el año pasado en el Kilimanjaro. Me fui a Tanzania tres semanas y una de las cosas que hice fue subir el Kilimanjaro. La gente de mi alrededor no entiende nada, pero lo hice. Fue lo más duro que he hecho en mi vida. Subir una montaña… Además, yo tampoco tenía mucha experiencia, entonces dije que quería hacerlo por tener una experiencia, y es lo más duro que he hecho en mi vida. Se tarda en subir seis días, y en bajar solo uno. Tienes que ir poco a poco, adaptándote a las alturas, al mal de altura; no puedes subir en moto y que te estalle el cerebro. Bajar bajas casi rodando de lo cansado que estás”.

”Mucha gente me pregunta que por qué hago ese tipo de cosas, que si las hago por el tenis. Y la verdad es que no lo hago por el tenis, lo hago porque me gusta hacer cosas que me pongan al límite, que me pongan a prueba, quiero saber un poco dónde está mi límite en esa capacidad, todo aquello que me da un poco de miedo, que no sé, que me da cosa, quiero hacerlo. Es como cruzar una barrera y expandir mi límite y hacer cosas que no estoy segura del todo. Eso me da una súper energía y una súper confianza en mí misma; cuando consigues hacer cosas que no sabes si serás capaz de hacer o no. Supongo que me ayudará en ciertos momentos para el tenis, con las dificultades, y de decir ‘no, he sido capaz de hacer cosas más duras y esto no me va a superar’. Es cierto que puede tener un impacto pero no lo hago por el tenis”.

La relación con Conchita Martínez

Me llevo muy bien con Conchita desde siempre. Nada ha cambiado. Somos grandes compañeras. Desde que tenía 15 años nos conocemos y es una gran compañía en mi banquilla. No es dura para nada. Es muy empática, tiene mucha experiencia y sabe cuándo apretar y cuándo aflojar. Ella ha estado en mi piel, que eso es difícil de encontrar, a entrenadores que hayan estado también como jugadores, en grandes torneos, y ese es el extra. Hay mucha gente que puede tener mucha información y mucha capacidad de entrenamiento, pero ese momento en el que tú también has tenido esa experiencia en primera persona, pues te cambia mucho”.

”Yo diría que al principio de mi carrera sí era más rebelde. Me costaba más escuchar y comunicar. Esa parte de comunicación y escucha la llevaba un poco peor. Era más emocional, más cerrada; quizá rebelde, es una buena palabra. Con el paso del tiempo he ido aprendiendo mucho más. Comunicar, hablar, compartir, son cosas que he aprendido con los años, a no quedarme con lo que me pueda estar afectando o me haga sentir mal. Ahora soy más fácil, ahora soy un ángel en la pista”.

Ciudadana del mundo

”Vivo en Suiza desde hace seis años; en Ginebra. Es donde está mi casa, mis maletas, donde tengo mi vida. Realmente vivo en un avión, ¿qué quieres que te diga? Vivo en un avión y en hoteles; hago mi casa allá donde voy. Es difícil encontrarme en España. Tenemos el torneo de Madrid, y allí estoy durante una semana. El año pasado estuve en diciembre en Marbella, ya que no podía viajar mucho y necesitaba un clima bueno; y Marbella es espectacular para hacer entrenamientos al aire libre. Ahí sí que estuve unas cuantas semanas entrenando por ejemplo. Estoy pero no estoy en ningún sitio”.

Soy bastante global. Es cierto que estoy atenta a las cosas que pasan. Tengo mucha familia en España también. Quiero saber cuál es la situación, y cómo están, y tal. Voy mirando noticias de todo el mundo. Si voy a Australia, miro cómo están las cosas en Australia. Si voy a Estados Unidos, lo mismo. Voy un poco así… Globalmente”.

La relación con Rafa Nadal

Me llevo bien con Rafa. Nos vemos habitualmente en el circuito, en los torneos, y sí, me llevo bien. Hablamos un poco de tenis, de todo y nada. Del torneo, de cómo estás, de cómo te sientes… El año pasado estaba aquí jugando el Australian Open, y creo que estaba en cuartos de final, o en semifinal, o algo así. Y me acuerdo que me costaba dormir, me acerqué a él, y le dije ‘Oye Rafa, tú cuando juegas partidos importantes, o estás cansado, y por lo que sea no puedes dormir, ¿qué haces?’, y me dijo ‘Pues como tú, nada. A fastidiarse’. Al final él es un referente y me gusta saber qué le gusta y qué hace”.

Ocio en la habitación de hotel

”Es cierto que el año pasado ya teníamos bastantes torneos en los que no podíamos salir. He venido muy mentalizada. Me he traído un montón de cosas. Hago clases de francés, y me he hecho una lista de películas que siempre he querido ver y nunca he visto. O muchas entrevistas, me gusta mucho ver entrevistas. Veo Late Night Shows de Estados Unidos, y cosas raras, también te digo. Veo entrevistas de Oprah, de España, veo de todo un poco. Voy saltando de vídeo en vídeo y no sé ni qué acabo viendo.

Objetivos antes de la retirada

”Para colgar la raqueta satisfecha espero tener una carrera exitosa. El largo recorrido desde que era una niña en Sudamérica empezando a jugar al tenis, y hacer todo ese recorrido, el esfuerzo familiar, hasta conseguir los sueños; mis sueños, que son ganar Grand Slams, ser número 1… Mis sueños ahora son seguir sintiéndome capaz de ganar Grand Slams, de seguir estando en esas finales… No me atrevo a dar una cifra exacta, pero sí que me gustaría ganar los cuatro Grandes. Todos los tenistas sueñan con eso”.

El fútbol

”No tengo un equipo favorito en especial, pero me gusta Sergio Ramos. Veo fútbol de vez en cuando, pero tampoco entiendo mucho”.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Translate