Noticias WTA

Mertens: “El tenis es mi pasión, pero a veces sienta bien cambiar de rutina”



mertens wta declaraciones tenis rutina
Mertens durante el pasado Open de Australia | Foto: zimbio.com

La tenista belga, actual número 23 del mundo, se sincera en Behind The Racquet acerca de lo complicado que es el salto al profesionalismo y cómo se ha visto inspirada por otras jugadoras para mejorar a través del tiempo.

Junto a David Goffin, Elise Mertens es la máxima exponente del tenista belga en la actualidad. Instalada desde hace un par de temporadas en la élite del tenis femenino, esta jugadora de 24 años subrayó en Behind The Racquet la dificultad para adaptarse al circuito profesional viniendo de la etapa júnior. Además, la belga se define como una persona sencilla, amante de los animales y a la que no le importaría cambiar la rutina de vez en cuando y desconectar de la exigencia que supone la alta competición.

Del júnior al profesionalismo

No es nada fácil, supone un gran paso pasar de disputar torneos ITF a hacerlo en la WTA. Me encontraba siendo top10 en júnior pero sentía que no sabía nada, que tendría que comenzar de nuevo. Era emocionante comenzar una nueva etapa pero al mismo tiempo me sentía algo asustada por el gran trabajo que tendría por delante”.

“Comencé a jugar en torneos profesionales un poco más tarde que las demás, con 17 años. Y no me integré completamente hasta los 18. Al principio, no fue nada fácil aprender de mis nuevos rivales. Perdía casi siempre en mis primeros partidos. Cuando gané mi primer 10k fue increíble. Ese sentimiento es el que te empuja a continuar, la pasión te hace seguir luchando”.

Más parecida a su padre

Aunque durante el circuito suelo viajar con mi madre, creo que soy más parecida a mi padre. Él no juega al tenis ni sabe mucho acerca de esto, pero es el que mejor me conoce y siempre me ha ayudado mucho a nivel mental”.

Inspirada en otras jugadoras

Usé a mis rivales como inspiración para tratar de alcanzar su nivel algún día. Después de ganar un torneo como Doha (Premier) lo que quieres es más. Sin embargo, no siempre consigues las cosas tan rápido como te gustaría. Los tenistas no somos muy pacientes, pero yo creo que siempre existe algo en lo que mejorar. Me preocupa más mejorar mi mentalidad y no tanto ser demasiado perezosa. Me llevó un tiempo jugar de tú a tú contra las cien primeras del ranking o jugadoras que ya habían ganado títulos, creer de verdad que podía vencerlas”.

Compaginar el tenis con la vida cotidiana

Me considero una persona sencilla, amante de los animales. En casa tengo algunos perros y algunas tortugas. Simplemente, me encanta estar en casa y disfrutar de mis amigos y de mi familia. Cuando estás en el circuito, mantienes la misma rutina una y otra vez y termina resultado algo aburrido. No es fácil mantener la motivación cuando te encuentras tan lejos de casa. La gente fuera del tenis no termina de entender cómo soy capaz de viajar todo el tiempo”.

Realmente, no he conocido otra vida. Comencé a jugar al tenis con sólo cuatro años y con 13 ya jugaba torneos para menores de 18 años. A esa edad es cuando comencé a viajar. No tengo la sensación de haberme perdido nada. Todavía conservo muchos amigos a los que veo de vez en cuando. Amo este deporte y no preferiría hacer nada más. Lo más duro de esto es no poder estar casa tanto como quisiera. Simplemente, no dispongo de tiempo para sentarme en el sofá, estar con mis perros o ver a mis amigos o a mi familia. Me considero afortunada de, al menos, tener a mi madre conmigo cuando viajamos en el circuito”.

Cambiar de rutina

Mucha gente piensa que estar continuamente de viaje es algo fascinante, pero sólo ven la parte bonita de la historia, los partidos, pero hay mucho más ahí fuera. Al final, todo se convierte en una rutina, pero es importante poder romper el ritmo de vez en cuando. Amo lo que hago, el tenis es mi pasión, pero es importante cambiar la rutina alguna que otra vez”.

Es algo parecido a cambiar tu dieta. Suelo ir a diferentes restaurantes tanto como puedo e incluso hay veces que, estando en mi apartamento, me cocino algo para mí. A veces, necesitas ese sentimiento como de estar en casa de nuevo”.

Siempre hay una razón para todo

Sí que existen algunas cosas que haría de manera distinta si tuviese la oportunidad. Siento que muy a menudo he sido demasiado independiente, aunque siempre es difícil encontrar el técnico correcto cuando más lo necesitas. Hay veces en las que no sabes realmente lo que significa la ‘persona correcta’. Cada uno recorre su propio camino y es libre de decidir las cosas que le gustan y las que no. De cada situación y de cada relación puedes aprender que todo en la vida sucede por algo. Y yo he aprendido a sacar el lado positivo de todo”.

Facebook

Translate