Challenger

Kuhn brilla ante Trungelliti en el Challenger Szczecin

Kuhn Trungelliti Challenger Szczecin
Kuhn celebrando un triunfo | Foto: ATP Challenger

El español sigue con su gran semana y ya acumula cinco victorias consecutivas. Kuhn fue muy superior al jugador argentino y en dos sets pudo sellar su pase a la siguiente ronda (6-1, 7-5). Parece que esta semana puede volver a cambiar el rumbo en la carrera de una promesa del tenis español. En semifinales se medirá ante el checo Kolar. 

Duelo entre un español y un argentino en los cuartos de final del Challenger Szczecin. Nicola Kuhn siempre había sido una gran promesa del tenis mundial, pero parecía haberse quedado estancado en los últimos años. En Polonia desde la fase previa había ganado cuatro encuentros, entre los que destacó la victoria frente a Albert Ramos. En el otro lado estaba Trungelliti que había superado a Martineau y Monteiro. Un duelo atractivo y que ya se había disputado en 2018 en Sevilla y se saldó con triunfo para el argentino por la vía rápida.

Kuhn sigue a un gran nivel

Nicola Kuhn empezó mostrando que tenía mucha más confianza que en anteriores semanas. Rápidamente con un doble break se marchó hasta el 5-1. Además poco a poco se mostraba más sólido con su servicio y Trungelliti no sabía qué estrategia utilizar para frenar el vendaval de juego que se lo estaba viniendo encima. Otra vez al resto y a la tercera bola de set, el español consiguió llevarse el parcial por 6-1 uno dejando grandes sensaciones.

Todavía quedaba cerrar el partido, sabiendo que el argentino podía reaccionar en cualquier momento. No tardó otra vez el español en tomar las riendas en el marcador, marchándose hasta el 2-0 con un break tempranero. Kuhn parecía encarrilar la victoria y es que se estaba mostrando muy cómodo en la pista. Tras otro intercambio de roturas el marcador se marchaba hasta el 4-1 y ya solo dos juegos separaban a Nicola de otra gran victoria. Trungelliti reaccionó y en el séptimo juego pudo devolver la rotura para poner el 4-4. Kuhn fue capaz de templar los nervios y estar siempre por delante. Así en el duodécimo juego y con un 0-40 llegaban tres bolas de partido. A la primera pudo levantar los brazos y volver a sonreír de alegría tras estar en semifinales en otro torneo Challenger.

Translate