WTA

Alison Riske, campeona en la final del WTA Linz 2021

final wta linz 2021
Alison Riske triunfa en Linz. | Foto: wtatennis.com

Alison Riske derrota a Jaqueline Cristian (2-6, 6-2, 7-5) en la final del WTA 250 de Linz 2021, y se proclama campeona del último WTA 250 del año. La estadounidense se lleva un auténtico partidazo no apto para cardíacos, y termina el 2021 por todo lo alto. Cristian estuvo a dos puntos de la victoria.

Alison Riske Jaqueline Cristian se encontraban en la última final del circuito WTA regular de 2021; la del WTA 250 de Linz 2021, en Austria, que suponía además el primer enfrentamiento oficial entre estadounidense y rumana. Ambas llegaban con sólidos triunfos en los partidos previos; especialmente, Riske, que alcanzaba la final sin ceder un set. El caso de Jaqueline fue mucho más estrambótico, y es que accedió al cuadro final como Lucky Loser, y sus rivales de octavos (Peterson) y semifinales (Halep) no jugaron el partido por lesión. Tampoco lo hizo Riske, ante una Danielle Collins que se retiró tras el primer set en semifinales. De esta forma, la final se presentaba abierta entre dos jugadoras con no demasiado ritmo de competición en Linz.

Riske, superior cuando tocaba

En el primer set, Jaqueline Cristian entró mucho más determinada a pista que su rival. La europea, que comenzó cediendo el servicio en el primer juego del partido, ganaría seis de los siguientes siete juegos, para romper hasta en tres ocasiones el saque de Alison Riske. Con un cómodo 6-2, la rumana se quedaba a solo un set de su primer título WTA profesional.

Pero la historia sería muy diferente en el segundo parcial, con otra versión completamente diferente de Alison Riske. La estadounidense conseguiría el break en el tercer juego del encuentro, y conseguiría mantener esa ventaja durante el tiempo que se necesitaba sin demasiadas dificultades. Finalmente, un nuevo break y su respectiva consolidación otorgaba a Riske otro 6-2 de vuelta, que hacía que la final se decidiera en el tercer set.

En este, llegaría el tenis de más alto nivel entre la norteamericana y la europea. En un set de tenis vibrante que alcanzaría la hora de duración, la calma (y relativa) duraría tan solo cuatro juegos. A partir del 2-2, comenzaría un festival de breaks y juegos largos, del que acabaría saliendo beneficiada Jaqueline, que sería la primera en volver a mantener su servicio tras cinco juegos. La rumana restaría con 4-5, pero Riske salvaría los muebles desde un 15-30. Ahí pasaría su tren, y es que Cristian cedería para dejar que Riske sacara para cerrar el partido. Riske no perdonaría, y ataría el título en Linz por un más que trabajado 7-5 final.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate