Challenger

Alcaraz sale campeón en Oeiras para ser Top-100



Alcaraz Bagnis Challenger Oeiras
Alcaraz accede a los 100 mejores lugares del ránking. Foto: ATP Challenger Tour

El tenista español se llevó su cuarto título de categoría Challenger. Lo hizo en el 125 de Oeiras al doblegar a Facundo Bagnis por 6-4, 6-4. Esa no fue la única noticia ya que Carlos Alcaraz tras este resultado entró entre los 100 mejores jugadores del ránking ATP.

La lucha estaba servida en el duelo que iba a dar a conocer al campeón de la categoría más alta en el circuito Challenger. El español disputaba su quinta final con un balance de tres victorias y una derrota mientras que el argentino jugaría su final No.25 con un 13-11 a favor.

La meteorología con el viento nuevamente como protagonista alzando rachas por momentos volvía a hacer complicada la disputa. Los puntos largos no iban a tener mucha cabida y ambos iban a optar por jugar con cambios de ritmo intentándose amoldar a las condiciones.

Alcaraz, logró quebrar muy temprano y eso le permitió jugar con algo más de holgura. Desde su derecha estaban saliendo chispas siendo el golpe con el que más estaba incomodando a Facundo y con el primer golpe estuvo muy bien. Sobre todo metiendo bastantes primeros. En los instantes de verdad cuando sacaba con 5-4 no tuvo ningún tipo de contratiempo y el primer parcial iba a ser suyo.

En el mismo juego donde el asalto anterior el murciano, corroboró su escapada en el marcador tuvo la opción en el segundo pero el jugador de 30 años levantó ese 30-40 mediante un ace para después llevarse el juego por mérito suyo. Aun así, Bagnis iba a gozar de oportunidades sin que Alcaraz pudiera estar tan suelto con su derecha como antes. Quiso dar un paso al frente pero se topó con un Carlos que no estaba para perdonar.

En el próximo juego, el argentino parecía llevar un juego de transición metiendo primeros golpes, pero el pupilo de Juan Carlos Ferrero que no se despista lo más mínimo iba a sacar adelante la segunda bola de quiebre que gozaría en ese juego. Ese momento le sirvió para servir con 4-3 a favor.

Iba a perder su servicio por primera vez en el partido, pero seguidamente confirmó el contrabreak para poder servir para llevarse el campeonato con 5-4. Iba a mostrarse agresivo sin miedo a lo que venía y fue a por ello. Se le presentó la primera oportunidad para cerrar y con una dejada logró alzar los brazos para cosechar no solo el cetro sino el pase a estar en el Top-100 por primera vez en su carrera a sus 18 años.

Facebook

Translate