Noticias

Zhang: «Nunca pensé que iba a ingresar en el Top-100»

Zhang nunca pense ingresar al Top-100
Zhang durante una rueda de prensa | Foto: Samer Alrejjal-Qatar Tennis

Zhizhen Zhang es una de las grandes figuras del tenis chino y en los últimos años dio un gran salto de calidad en el circuito, metiéndose entre los 50 mejores del ranking.

Zhang quiere hacer historia para China

Zhizhen Zhang está en momento especial. El tenista chino viene de conseguir grandes resultados en el circuito ATP y en el inicio de la temporada ya hizo historia para su país. Al conseguir el título de dobles en el ATP de Marsella, Zhang se convirtió en el primer tenista chino en alzar un trofeo de esta categoría. Siendo una figura importante del tenis de su país, Zhang destacó al sitio oficial de la ATP la importancia de seguir creciendo y ayudar a China en el tenis.

El crecimiento del tenis chino

«En la WTA, el tenis chino ya ha tenido muchos resultados de éxito. Tenemos una campeona de Grand Slam como Li Na y ahora Qinwen Zheng ha llegado a la final en Australia. Eso es bueno. Pero estamos intentando seguir sus pasos y mejorar en el ATP Tour. Tanto yo como Juncheng Shang«.

Paciencia para llegar al Top-100

«Todo el mundo es diferente y tiene un camino distinto. No puedes ver a los mejores jugadores que han tenido grandes resultados con 20 o 21 años y comparar. Eso sería duro mentalmente. Tienes que centrarte en ti. Yo tardé un poco más de tiempo en los Challenger y Futures, dos o tres años más. Pero si tienes el nivel, confía en tí mismo y sigue adelante. Cuando tenía 20, 21, 22 o 23 años, lo pasaba mal. Ahora ves a Jerry (Shang) que ya está en el Top-100 con 19 años».

«Cuando yo tenía 19, no estaba ahí. Hay que seguir adelante, seguir avanzando y darte cuenta que puede llevar tiempo. No solo cuando tienes 20 años estás en la cima. Tienes que creer en tí porque antes nunca pensaba que ingresaría en el Top-100. Y ahora estoy en el Top-50. Tenemos que creernos que podemos hacer un poco más«.

Su figura en China tras su éxito

«Es muy diferente ahora y, especialmente, en Shanghái. La gente por la calle me reconoce y quiere pedirme fotos. Esto nunca había ocurrido antes. Me gusta. No me molesta. Es divertido. Todavía no me dio ningún beneficio. Estoy intentando llegar a ese nivel, pero aún estoy lejos, diría yo«.

Ads