Crónicas WTA

Tenis aguerrido y corazón: Paolini en la final de Wimbledon

Paolini Vekic Wimbledon 2024
Paolini es finalista en Wimbledon. | Foto: DIEGO SOUTO / MMO

Jasmine Paolini vive su mejor momento tenístico. La italiana jugará el partido decisivo en Wimbledon y alcanzó finales de Grand Slam de manera consecutiva.

Resultados WTA Wimbledon 2024

Paolini jugará su segunda final de Grand Slam consecutiva

El torneo más emblemático del tenis está llegando a su final. Las damas han establecido un camino muy intermitente de cara a sus fases finales. Algunas de las mejores supieron sobrevivir a un sinuoso andar por el césped británico, sin embargo, otras se vieron derrotadas por aquellas que encuentran en dicha superficie un ritmo sin igual. Jasmine Paolini (7° WTA) afronta un momento de confianza pura, la italiana no muestra fisuras en su tenis, la convicción es más que las dudas. Por el pase a su segunda final de Grand Slam consecutiva, la tenista de 28 años se enfrentó a una jugadora compleja en hierba, la croata Donna Vekic (37° WTA).

La croata impone un gran nivel 

El duelo comenzó con una energía vibrante, lucha de estilos contrastantes que prometía un espectáculo apasionante. Paolini, con una estrategia inteligente, alternaba alturas y velocidades, desafiando constantemente a su oponente con audaces subidas a la red. En cambio, Vekic desplegaba un tenis rápido y preciso, apuntando a las líneas y evitando largos intercambios.El quinto juego marcó un punto de inflexión. Vekic, aprovechando una oportunidad de quiebre, desplegó una serie de tiros magníficos, especialmente con su revés, asegurando el primer quiebre del partido. Con el marcador 3-2 a su favor y al servicio, Donna se mostraba visiblemente más cómoda, disfrutando cada golpe.

Mientras la croata mantenía su dominio desde el fondo de la cancha, sus tiros rápidos y profundos desestabilizaban a Paolini, quien luchaba por encontrar su ritmo. Con una combinación de precisión y fuerza, Vekic se adelantó 5-2. Llegado el momento crucial para cerrar el set, Donna no titubeó. Su servicio fue impecable, exhibiendo una soltura y jerarquía que le permitieron ganar el primer set 6-2 sin ceder un solo punto. El dominio emocional y estratégico de Vekic quedó claramente establecido, mientras Paolini debía replantear su juego para el siguiente set.

El resurgir de la italiana

El inicio de la segunda manga reflejaba el mismo patrón del primer set, con Vekic mostrando una leve superioridad sobre Paolini. La italiana luchaba en su primer game de saque, sobreviviendo a varios intentos de quiebre y colocándose 2-1. Sin embargo, el partido empezaba a cambiar. Paolini, más sólida desde el resto, comenzaba a incomodar a Vekic, logrando sus primeras oportunidades de break en el cuarto game, aunque sin capitalizarlas.

Vekic, firme y precisa, no daba margen de error a la italiana. A pesar de los esfuerzos de Paolini, los potentes tiros de la croata dominaban la cancha. Pero Jasmine no se rendía, mantenía su servicio y el partido se igualaba 4-4. En un giro inesperado, Vekic mostró nerviosismo en los momentos cruciales, y Paolini, aprovechando cada error, cerró la segunda manga 6-4. Fue una batalla de estrategias y emociones, donde la resiliencia de Paolini brilló al final.

Paolini impone su garra y tenacidad

El set definitivo entre Paolini y Vekic fue una batalla épica que quedará en la memoria de Wimbledon. Con una intensidad inquebrantable, Vekic comenzó imponiendo su jerarquía al concretar un quiebre temprano y colocarse 3-1. La croata desplegaba un tenis magistral, mientras Paolini se aferraba a su espíritu combativo, animándose constantemente y esperando capitalizar los errores de su rival. Así, la italiana se ubicó 2-3, mostrando que estaba lista para la pelea.

El sexto juego marcó un punto de inflexión: los errores no forzados de Vekic permitieron a Paolini recuperar el quiebre y empatar 3-3. La tensión crecía a medida que el set avanzaba hacia su clímax. Ambas jugadoras se mostraban vulnerables, intercambiando quiebres hasta que Paolini, con determinación feroz, sostuvo su saque para colocarse 5-4. La croata, visiblemente agotada, luchaba por mantener su servicio. Paolini tuvo un match point en contra pero resistió, igualando 5-5 en un alarde de valentía. El drama se intensificó cuando Vekic, con el marcador 5-6 y un match point en contra, salvó el juego con un punto increíble, llevando el set a la igualdad. El desenlace llegó en un super tiebreak cargado de emoción. La paridad era absoluta, con ambas jugadoras entregando lo mejor de sí. Finalmente, en su tercer match point, Paolini se abrió al disfrute y se llevó el desempate por 10-8, sellando una victoria que celebraba su garra y tenacidad.

Sobre el autor

Gonzalo Tolso

Córdoba, Argentina.
23 años.
Fanático del deporte de la pelotita amarilla. Escribo sobre tenis.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Ads