Curiosidades WTA

Cinco años del hat-trick de Sharapova en el Foro Itálico de Roma

sharapova wta roma 2015
Sharapova posando con su trofeo de campeona en Roma 2015 | Foto: zimbio.com

La web oficial de la WTA recuerda cómo fue aquella edición del WTA Premier 5 de Roma, que se saldó con el tercer triunfo de María Sharapova en el Foro Itálico. La rusa remontó en la final a la española Carla Suárez Navarro, que se quedó a sólo dos juegos del mayor triunfo de su carrera.

Esta semana debía haber comenzado una nueva edición del torneo de Roma, uno de los pocos, excluyendo los Grand Slams, que reúne a hombres y mujeres al mismo tiempo. Desgraciadamente, la crisis actual provocada por la pandemia del coronavirus ha obligado a sus organizadores a, al menos, posponerlo en el calendario.

Mientras se espera pacientemente una fecha oficial de retorno a la actividad, la web oficial de la WTA ha querido deleitar a sus seguidores al rememorar la edición del torneo capitalino del año 2015, donde la rusa María Sharapova conquistó su tercer entorchado en este mismo escenario al batir a la española Carla Suárez. En las denominadas “Crónicas de arcilla” se hace un repaso de aquel torneo donde ‘Masha’ volvió a saborear las mieles del triunfo sobre, teóricamente, su peor superficie, aunque no en la práctica, acorde a su historial de triunfos en polvo de ladrillo que, además de estos tres títulos en Roma, incluye también dos en Roland Garros, el único Grand Slam en el que ha repetido título.

Si alguien me hubiera dicho que a lo largo de mi carrera iba a tener más títulos en Roland Garros que en cualquier otro Grand Slam, probablemente le habría llamado borracho. O decirle que se emborrachara, una de las dos cosas”, explicó entre risas la rusa justo después de sumar su segundo trofeo en la arcilla parisina, lo que no hace más que corroborar que, pese a su incredulidad ante lo logrado, no hay duda de que Sharapova siempre fue una de las rivales a batir en cualquier torneo sobre tierra.

Sus dos primeros títulos en Roma vinieron de forma consecutiva, en los años 2011 y 2012, derrotando a la australiana Samantha Stosur y a la china Na Li, respectivamente. Sin embargo, en aquel 2015 y después de comenzar el año sucumbiendo ante Serena Williams en la final del Open de Australia, las cosas no parecían pintar demasiado bien para Sharapova en el inicio de la gira de tierra. En Stuttgart, otro de sus torneos fetiche que también había ganado en tres ocasiones, había caído en primera ronda ante la posterior campeona, la local Angelique Kerber. Una semana más tarde, en Madrid, la rusa tampoco fue capaz de defender su corona de 2014 al caer en semis ante su compatriota Sveta Kuznetsova.

El camino hacia la final de las dos protagonistas

Así pues, Sharapova acudía a Roma con una firme misión: volver a recuperar su inercia ganadora. Así lo hizo desde que comenzó el torneo, con victorias de prestigio ante Azarenka en cuartos y Gavrilova en semis, citándose en la gran final con la española Carla Suárez Navarro. Esta, a su vez, había llegado al encuentro decisivo después de una gran victoria ante la rumana Simona Halep, la cabeza de serie número dos en aquel evento. Anteriormente, Carla ya había demostrado su potencial al dejar fuera en rondas anteriores a Petra Kvitova y Eugenie Bouchard, números cuatro y seis del mundo, respectivamente, en aquel momento. El año estaba siendo bastante prolífico para la grancanaria, que ya ostentaba una final en otro gran certamen esa misma temporada en el Premier Mandatory de Miami. Todo eso le había valido para asegurarse entrar en el top10 (número ocho) como mínimo.

El partido por el título

Bajo un calor sofocante, fue la española la que comenzó mejor la final. Con su gran variedad de recursos (revés cortado, ángulos, liftados) y, por encima de todo, con ese gran revés a una mano que era tan difícil de leer por parte de las rivales, Suárez rompió a mediados del primer set, que se terminó llevando por 6-4.

En un segundo set marcado por la inconsistencia de ambas con el servicio, Sharapova presionó más llegando a colocarse 5-3 arriba. La española reaccionó llegando a empatar a cinco juegos, pero un final trepidante por parte de la rusa, ocho puntos seguidos, le permitió hacerse con la segunda manga por 7-5. En el set decisivo, la tercera favorita del cuadro impuso su mayor fortaleza física y mental, sin dar opción a la grancanaria para firmar un inapelable 6-1 con el que selló su victoria.

Las declaraciones de las protagonistas

Tras asegurar su tercer título en el Foro Itálico, una victoria que la llenaba de confianza para afrontar la defensa de Roland Garros, la cara de Sharapova rebosaba felicidad en la ceremonia de entrega de premios. “Es una victoria muy especial para mí. No es la primera vez que gano aquí, pero al hacerlo de nuevo, me han venido a la memoria grandes recuerdos de mi primera vez. Recuerdo venir aquí de pequeña y soñar algún día con ganar. Ahora, el hacerlo por tercera vez supone algo muy especial”, declaró.

La derrotada, Carla Suárez, no tuvo reparos en elogiar a su rival, de la que destacó la agresividad mostrada en la parte final del partido. “Ha sido un encuentro muy reñido. Creo que comencé realmente bien, pero también he acabado muy cansada. He luchado todo lo que he podido pero al final del segundo set ella ha empezado a jugar más agresiva. Creo que esa ha sido la clave. Me he encontrado algo cansada pero, en general, creo que he jugado bien. María (Sharapova) siempre juega muy agresiva, no sólo en tierra, sino también sobre pista dura. Es capaz de generar muchos winners, siempre es una amenaza en todo momento. Es muy fuerte a nivel mental”, sostuvo.

Gracias a su triunfo en Roma, que suponía el undécimo sobre arcilla y el 35º en el total de su carrera, Sharapova recuperó el número dos del mundo sobrepasando a Halep en la clasificación. Terminó la gira de arcilla con un gran récord, 12-3.  Pero pese a ello, los meses posteriores tampoco fueron buenos para la siberiana, que cayó en octavos de final de Roland Garros ante una emergente Lucie Safarova en sets corridos, 7-6 y 6-4.

Finalmente, después de Wimbledon volvieron los recurrentes problemas físicos, viéndose obligada a renunciar al US Open. El año terminó con las semifinales en las WTA Finals de Singapur y con una dura derrota en la final de la Copa Federación ante la República Checa por 3-2, con ambos puntos moscovitas ganados por Sharapova.

 

Sobre el autor

manugarci2008

Periodista. Apasionado del deporte, en general, y del tenis en particular.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »