Crónicas

Wozniacki reina en el Open de Australia

Wozniacki campeona Open de Australia 2018
Wozniacki campeona Open de Australia 2018 | Foto: www.ausopen.com

La danesa se impuso en una final dramática a Halep (7-6 (2), 3-6, 6-4) y consiguió su primer Grand Slam a los 27 años. Wozniacki empieza la temporada de la mejor manera, con el título más importante de su carrera y el número uno del ranking WTA al que ascenderá la próxima semana.

La Rod Laver Arena presentaba un aspecto envidiable para ver en directo la final femenina de esta edición del Open de Australia. En ella se habían citado Halep y Wozniacki, dos de las jugadoras más en forma del circuito femenino. Se esperaba un partido igualado, con dos tenistas que corren largas distancias en la pista. No defraudaron y se vivió una de las finales más igualadas y con más emoción de los últimos años.

Tras casi tres horas de partido, la danesa consiguió el título más importante de toda su carrera a los 27 años, su primer Grand Slam. Las lágrimas le caían por el rostro en la ceremonia de clausura, cuando tuvo que decir unas palabras en la pista central. El público ovacionó a la jugadora, que después de muchos trabajo ha recogido su mejor recompensa.

Desde el principio se mostraron sólidas con su servicio, como habían hecho durante todo el torneo. Sólo se concedieron un break cada una, para acabar llevando la primera manga a la muerte súbita. Entonces la solidez y los pocos fallos de Wozniacki le hicieron adelantarse en el marcador y estar a tan solo un paso de tocar la gloria.

Simona Halep Open de Australia 2018
Simona Halep Open de Australia 2018 | Foto: www.ausopen.com

Calambres y mareos

Halep no se iba a rendir y apoyada por su equipo técnico siguió remando para intentar volver a entrar en el partido. Sufriendo los juegos iban cayendo de su lado. A mitad del segundo set se acercó a la juez de silla y le pidió la asistencia del fisioterapeuta tras encontrarse indispuesta. Al fisio le acompaña la presencia de la doctora, ya que los problemas venían de un golpe de calor y tuvieron que tomar la tensión a la jugadora rumana. Tras ser asistida volvió a saltar a la pista. Wozniacki estaba más pendiente del estado de su rival que de seguir haciendo su juego y cedió un break que le daba vida a Halep. En una final de set dramático, entre calambres y dolores Halep se apuntaba la segunda manga y llevaba la final a un tercer set.

Wozniacki luchó contra sí misma

El calor y el cansancio se notaba en la pista. De todas formas ambas sabían que era el momento de dejarse todo sobre la Rod Laver Arena para intentar conseguir el titulo más preciado de sus longevas carreras profesionales. La danesa empezó con una rotura que le daba tranquilidad. No conseguía confirmar el break y Halep de un momento a otro igualó el marcador. El momento clave de la final llegó en el séptimo juego, en que la número uno volvió a quebrar a Wozniacki y estaba a tan sólo dos juegos de proclamarse campeona. Entonces la danesa sacó su mejor versión moviendo a su rival y con pocos errores para conseguir un parcial de 3-0, con dos breaks que le daban el juego, el set, el partido y el campeonato tras un partido que pasará a la historia.

Translate »