Opinión

¿Volverá Garbiñe Muguruza a reinar en Roland Garros?

Garbiñe Muguruza en Roland Garros 2016. | Foto: www.wtatennis.com

La vigente campeona del torneo tiene como objetivo volver a levantar la Copa de los Mosqueteros. Está ante la una de las mejores oportunidades tras las bajas de Serena Williams, Victoria Azarenka y Maria Sharapova. Garbiñe deberá mostrar su mejor versión si quiere volver a reinar en la Philippe Chatrier. La cabeza será una de claves que deberá manejar a la perfección la número cinco del ránking femenino para triunfar en la capital francesa.

Garbiñe Muguruza quiere hacer historia en Roland Garros. En esta edición podría convertirse en ser la única jugadora en la última década en revalidar el título de manera consecutiva, tras el triplete de la belga Justine Henin en los años 2005, 2006 y 2007. La hispano-venezolana declaró ante los medios que tras el triunfo del año pasado siente más responsabilidad pero que no tiene ninguna presión. La temporada sobre tierra batida de la número cinco del ránking femenino está siendo irregular y por debajo de las prestaciones que se esperaban. Garbiñe ha mostrado su fuerte carácter en los descansos en los que su entrenador Sam Sumyk baja a explicar a su pupila las cosas que debe cambiar durante los encuentros.

LA AUSENCIA DE TRES LEYENDAS

Esta edición de Roland Garros sufrirá en el cuadro femenino la baja de tres jugadoras que han llegado a estar en los más alto de la clasificación. Por un lado, Serena Williams está embarazada y no puede acudir al Grand Slam de la tierra batida. La americana tiene en sus manos tres trofeos que le acreditan como campeona de este campeonato, aunque el año pasado fue la verdugo de la española en la final.

Maria Sharapova, que se encuentra más allá del top-100 tras ser sancionada por tomar sustancias prohibidas tampoco está en el cuadro. La Federación Francesa de Tenis no le otorgó la invitación al campeonato. La rusa es doble campeona del torneo y una rival menos de entidad con la que pelear. Por último Victoria Azarenka, anunció que tras su reciente maternidad su recuperación ha ido mejor de lo esperado y volverá en algún torneo previo a Wimbledon. La bielorrusa no tiene ningún título en este torneo pero lidero a lo largo de numerosas semanas lideró el ránking WTA.

SIN MARGEN DE ERROR

A diferencia del campeonato masculino los Grands Slam femeninos se disputan como cualquier otro torneo a tres sets. Esto indica que ninguna jugadora se puede relajar y debe salir a la pista con la máxima intensidad. Muguruza tiene muchas idas y venidas en los partidos, es decir es capaz de mostrar su mejor tenis a lo largo de un set, pero en el siguiente ni rastro de uno de las tenistas con más talento. En Roland Garros no deberá dejarse ir en ningún parcial, pelear todas las bolas y luchar desde el primer peloteo, si no quiere tener una sorpresa negativa a las primeras de cambio. Muchas rivales se dedican a poner la bola en juego para que la española empiece a cometer errores no forzados que al final le acaban sacando del partido.

SOLIDEZ PSICOLÓGICA

Uno de los puntos débiles de la vigente campeona del torneo, es la capacidad que tiene para autoeliminarse de los partidos. Esta madurez en muchas jugadoras se va adquiriendo con el paso de los años. Su entrenador Sam Sumyk ya ha tenido durante la temporada más de una fuerte discusión a causa del carácter de su pupila. La cabeza de Garbiñe será el punto clave de que la española tenga la oportunidad de volver a levantar su segundo título consecutivo. Por juego, calidad, condiciones de la pista la española es una de las favoritas, pero debe saber gestionar los partidos en cada momento.

 

 

Translate