Crónicas WTA

Sloane Stephens nueva campeona en Miami

Sloane Stephens posa con el título del Miami Open 2018
Sloane Stephens posa con el título del Miami Open 2018 | Foto: @wta

Sloane Stephens vence a Jelena Ostapenko y se proclama vencedora en Miami con un marcador de 7-6 y 6-1 en una hora y 32 minutos. La americana consigue su sexto título en seis finales y sigue aumentando su palmarés. Con esta victoria se coloca como número nueve del mundo.

Se enfrentaban la Nº6 contra la Nº 12 del ranking WTA, ambas con un Grand Slam en su palmarés, en un duelo inédito entre ambas. Sloane llegaba a Miami después de una mala racha después de ganar el US Open, pero parece que jugar en casa le ha hecho engrandecerse y recuperar las buenas sensaciones. Ganar en Roland Garros para Jelena fue muy positivo y la ayudó a encontrar la regularidad necesaria para mantenerse en el top 10.

El primer set estuvo de lo más igualado y, con 12 juegos disputados, se tuvo que decidir en tie break. Fue una constante de idas y venidas por parte de ambas jugadoras, aunque era Ostapenko la que llevaba la batuta y dirigía el encuentro. Sloane estuvo más a la expectativa, esperando el fallo de su rival que, con un juego tan arriesgado como hace, de seguro iba a venir. Stephens y Ostapenko cedieron nada menos que cuatro veces cada una su servicio. La estadounidense fue la única que pudo escaparse un poco en el marcador con un 5-3 pero estando como estaba, lenta de piernas y sin ritmo, a su rival el hizo falta poco para lograr el empate a cinco. Ambas cedieron en sus siguientes servicios y ya en el tie break los nervios traicionaron a la letona. Stephens formalizó un mini-break (3-2) y luego ganó sus siguientes dos servicios. Con el 6-2 Stephens solo quería no fallar y, ante su pasividad, Ostapenko le ganó terreno y se puso 6-5 aunque finalmente consiguió llevarse el primer set.

Sloane Stephens celebra un punto en el Miami Open
Sloane Stephens celebra un punto en el Miami Open | Foto: @miamiopen

La ganadora del US Open se estaba imponiendo en el partido sin ser muy convincente y Ostapenko entró en el segundo set con esa idea muy clara, tanto que en el primer juego le ganó el servició y tomo la ventaja pero la perdería en el juego siguiente por impaciente. La ganadora de Roland Garros quiso encontrar los golpes ganadores demasiado pronto y acababa mandando la bola fuera o a la red. Sloane recuperó la ventaja y ya no dejó que su rival ganase un solo juego más. Sloane, que mejoraba por momentos aunque sin mucha claridad, sumó seis juegos de golpe y se proclamó vencedora en Miami.

La clave del encuentro estuvo en el segundo set cuando la estadounidense mejoró su servicio y se mostró más agresiva al resto. Aunque Ostapenko arriesgó fiel a su estilo de juego, los nervios y la impaciencia al ver que no podía romper la defensa de su rival hizo que cerrase los puntos muy pronto y aunque logró muchos ganadores (25 por solo seis de su rival), la letona se deshizo en errores no forzados (48 por 21 de Stephens).

Translate »