Opinión

David Ferrer no se merece otro año como este



David Ferrer piensa tras un punto en Wimbledon | Foto: www.wimbledon.com

David Ferrer ha tenido un año que será fácil de olvidar. Porque ha pasado de puntillas por casi todos los torneos por los que ha jugado. El de Jávea solo ha ganado el torneo de Bastad, en Suecia. En las grandes citas, siempre ha caído en las primeras rondas. No hace justicia a su calidad y actitud.

2017 no pasará a la Historia por haber sido un buen año para Ferrer. Aunque la garra y el espíritu competitivo siempre le acompañan, eso no se ha visto refrendado con su tenis. Ya desde el Australian Open, cuando cayó en tercera ronda con Roberto Bautista, se vio que el alicantino no estaba bien.

Es cierto que la pista rápida no es una superficie en la que el español esté muy cómodo, pero en la tierra batida de París tampoco dio el nivel que se esperaba. Se marchó del torneo en segunda ronda, al perder por cinco sets con otro compatriota, Feliciano López. En el anterior partido, también se tuvo que ir a la última manga para vencer a Donald Young.

Las competiciones de hierba no hicieron sino constatar que este no iba a ser el año de David Ferrer. En su camino hacia Wimbledon, cayó pronto en los dos torneos que jugó antes de la cita londinense. En Halle ( Alemania ) y en Antalya ( Turquía ) hizo las maletas en el primer partido, perdiendo Robin Haase y Yuichi Sugita. Ya en el All England Tennis Club, empezó sufriendo con Richard Gasquet, al que venció en cuatro sets. Después no pudo dejar sensaciones en claro con su segundo partido, ya que su rival, Steve Darcis, se retiró en el primer parcial. Ya en tercera ronda, Ferrer sucumbió claramente ante Tomas Berdych por la vía rápida, en tres sets.

El jugador de Jávea estaba completando un año muy mediocre, pero en la localidad sueca de Bastad iba a tener una alegría. En tierras escandinavas, Ferrer consiguió ganar su único título de 2017. Se impuso a jugadores de cierta entidad, como Delbonis, Verdasco y Dolgopolov en la final.

David Ferrer
David Ferrer en el US Open | Foto: www.atpworldtour.com

De cara al último grande de la temporada, el Abierto de Estados Unidos, Ferrer no pudo volver a ganar nada. Lo más notable en la gira estadounidense preparatoria para el US Open fueron las semifinales de Cincinnati, donde perdió con Nick Kyrgios. En Nueva York, su estancia fue demasiado breve. Se fue a las primeras de cambio, tras caer ante Kukushkin.

En el último tramo de temporada, solo pudo llegar a las últimas rondas en el torneo de Antwerp ( Bélgica ). Se quedó en cuartos.

Un 2017 complicado

Ha sido un año muy irregular de David Ferrer.Ha ganado 24 partidos y ha perdido 21, y solo ha ganado un torneo. Su tenis actual está muy lejos de ser el mejor y sus piernas parecen fallarle más de la cuenta. En solo unos años, ha pasado de estar entre los ocho mejores del mundo a ser el número 37. No es una mala posición en absoluto, pero un jugador que ha ganado la Copa Davis con España y que ha conseguido ser finalista de Roland Garros merece mucho más. Esperemos que el año que viene se encuentre mejor y pueda volver a ser el gladiador que siempre ha llevado por bandera.

Sobre el autor

Ramon Martínez Avilés

Soy graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. He hecho el Máster de Radio Nacional de España. Estuve de prácticas seis meses en el área de Deportes de la radio pública española.

Translate »