Previas

Previa Masters 1000 Roma: última prueba de fuego antes de Roland Garros



Llega la última cita de relevancia antes del Grand Slam por excelencia que se juega sobre tierra batida. Los jugadores ya están más adaptados a la superficie y tendrán que mostrar todas sus cartas en la capital italiana. Murray intentará defender el título de campeón, aunque Nadal y Djokovic están preparados para plantar batalla.

Roma se vuelve a teñir con los colores de un deporte que siempre ha sido amado en Italia. El Foro Itálico será el responsable de hacer disfrutar al público con las mejores raquetas del circuito. Los jugadores llegan al último Másters 1000 sobre la tierra batida rodados tras llevar compitiendo en esta superficie las últimas semanas con el objetivo de llegar a Roland GarrosMurray es el vigente campeón del torneo, tras derrotar en la final del año pasado a Novak Djokovic. El serbio llega en un mar de dudas tras la destitución de su equipo técnico y no consigue buenos resultados. La cara de la temporada está siendo Rafa Nadal que ha vuelto a jugar un gran tenis y no conoce la derrota en su superficie favorita. El público animará a sus gladiadores italianos, posiblemente el más peligroso sea Fabio Fognini que ya demostró ante Nadal que puede estar al nivel de los mejores del circuito, aunque nunca ha sido amigo de la presión un factor que le puede hundir en su país.

EL RETORNO DEL MEJOR NADAL

Nunca hay que olvidar que Rafa Nadal pasó en 2016 por uno de sus peores años desde su comienzo en la élite mundial del tenis. El español no encontraba su juego y los resultados emborronaban la imagen de un tenista que se había convertido en invencible. El propio jugador reconocía que no estaba en su mejor pero que confiaba en volver a tener ese tenis que le convirtió en número uno del mundo. La llegada de Moyá al banquillo ha cambiado la actitud de un Nadal que ha vuelto a recuperar la agresividad y confianza en su juego.

En el primer Grand Slam que se disputó en Australia ya demostró que podía volver a recuperar el cetro del tenis y sólo cedió en la final ante un Roger Federer que cuando juega tocado por la varita mágica poco se puede hacer. En Montecarlo, el manacorí no tuvo rival y sólo cedió un set ante el británico Kyle Edmund en primera ronda. En Barcelona nadie fue capaz de conseguir ganar un parcial al balear, algo que dice mucho de la confianza que tiene en la pista el mejor tenista español de todos los tiempos. En Madrid de nuevo en primera ronda se atascó ante un Fabio Fognini que quería demostrar su talento complicando un partido a Rafa, aunque al final el set definitivo cayó del lado del zurdo.

Desde entonces un paseo por la pista Manolo Santana, en la que ha ganado con facilidad a Djokovic, su bestia negra en los últimos años, para llegar a la final que le enfrentará de nuevo como en el ATP de Barcelona al austriaco Dominic Thiem. Nadal parte como favorito para levantar el título en Roma, tras la demoledora temporada que está realizando sobre el polvo de ladrillo.

MURRAY NO ENCUENTRA EL CAMINO

El número uno del circuito ATP no encuentra el tenis que el año pasado le llevó a lo más alto de la clasificación. Desde el inicio de la temporada su juego no ha convencido y esto ha repercutido sus resultados que son peores que en el año 2016. Sobre la tierra batida, el escocés no fue capaz de superar su segundo partido en Montecarlo ante Albert Ramos, que a posteriori se presentaría en la final ante su compatriota Nadal contra el que nada pudo hacer. En Barcelona Murray comentaba que tenía ganas de encontrar su mejor nivel y estaba capacitado para ello. De nuevo el cuadro le volvió a emparejar contra el español que le había ganado hace una semana en la ciudad francesa.

Esta vez la victoria cayó del lado del primer cabeza de serie, aunque su tenis no convenció nada y se mostró como un tenista vulnerable, para acabar cediendo en semifinales ante el austriaco Thiem. En Madrid comenzó de manera plácida ante el rumano Marius Copil, pero fue en la siguiente ronda cuando su tenis se diluyó contra Borna Coric. El croata no hizo nada del otro mundo, los puntos largos caían del lado balcánico para desbordar a un Andy que no encontraba la solución en la pista. De esta forma habrá tenido más tiempo que sus más fieles rivales para preparar la cita en Italia, aunque mucho deberá mejorar de fondo de pista su juego si quiere intentar volver a levantar el título en el Foro Itálico.

LAS DUDAS DE DJOKOVIC

El serbio está pasando por un bache en su momento tenístico. Este año no está encontrando resultados positivos desde el principio de la temporada. El jugador que dominó el circuito y consiguió récords es una sombra del que actualmente deambula por las pistas. Es cierto que muestra actitud en los partidos, pero en algunas ocasiones no es suficiente para derrotar a algunos rivales. Su temporada sobre arcilla está siendo mediocre, en Montecarlo desde la primera ronda tuvo que tirar de la experiencia de las grandes citas para derrotar a unos rivales que cercan estuvieron de hacer saltar la sorpresa.

En primera ronda el galo, Gilles Simon tuvo saque en el tercer set para ganar el encuentro, pero su cabeza se atascó y el serbio ganó por los errores de su rival. Carreño también tuvo contra las cuerdas al exnúmero uno, aunque de nuevo el carácter de campeón le volvió a salvar. En cuartos de final cayó ante el belga Goffin, que consiguió una de sus victorias más importantes. El balcánico decidió ausentarse de del torneo de Barcelona para preparar a conciencia el Mutua Madrid Open, un torneo que siempre le ha gustado. De nuevo más de los mismo, dudas en el primer partido contra Nicolás Almagro que tenía un break a favor en el tercer set aunque no lo supo aprovechar. Feliciano López un alérgico de la tierra batida le puso en apuros en un partido mucho más igualado de lo que marca el casillero.

Por suerte no tuvo que enfrentarse en cuartos de final, al japonés Kei Nishikori que causó WO por problemas físicos. En semifinales se enfrentó al ídolo local Rafael Nadal que no tuvo piedad de su rival y aplastó al serbio dejando mucho mejores sensaciones. Nole tiene tanto talento que le poco le hace falta para plantarse en las rondas finales, pero tendrá que mejorar mucho su confianza para intentar conseguir un título que a priori parece bastante complicado.

THIEM, ZVEREV Y FOGNINI AMENAZAS

Los jóvenes como Thiem o Zverev sumados a los tenistas locales como Fognini son las principales amenazas para frenar a los favoritos del torneo. El austriaco Dominic Thiem es uno de los llamadas a liderar el ránking mundial en los próximos años. El jugador de 23 ya salió a la luz el año pasado por su regularidad durante toda la temporada sin importar la superficie, aunque es en este 2017 el momento que le está consagrando como un tenista que es capaz de derrotar a cualquier rival por su gran momento de forma. En Montecarlo fue su único punto negativo de la gira de arcilla cayendo en segunda ronda ante el belga Goffin. En Barcelona ya demostró su mejoría convenciendo con un gran tenis, derrotando a Murray para presentarse en la final.

El alemán Alexander Zverev  ya es todo un contrincante a batir en el circuito. Su versatilidad han hecho que sea capaz de adaptarse a la superficie de la tierra batida. Su servicio es su principal arma que le hace llevar la iniciativa de los puntos. Sí el bávaro está acertado y sólido del fondo de la pista puede derrotar a cualquier rival, sumado al momento de forma que pasa el jugador es una de las mayores amenazas del cuadro.

Por último hay que hablar de un tenista local, Fabio Fognini. El italiano es un jugador polémico dentro del circuito por sus diferentes actuaciones. Cuando quiere y está centrado es un rival peligroso sobre la cancha, como ha demostrado plantando cara a jugadores como Nadal a quién le llevo el partido al set definitivo aunque acabó cediendo. El hándicap del transalpino, es que nunca ha llevado bien jugar con presión en casa ante un público que le intenta llevar en volandas. En Roma se han visto actuaciones nefastas de un jugador que sufre con sus nervios, su juego se atenaza y no es capaz de superar a sus rivales. De todas formas si quiere jugar y poner las cosas difíciles, Fognini por su estilo de juego puede llegar lejos.

Translate »