Nitto ATP Finals Opinión

Novak Djokovic: Londres pondría punto y final a una temporada de ensueño

Djokovic celebra el triunfo ante Federer en el Masters 1000 París | Foto: @atpworldtour_es

La temporada de Djokovic ha sido atípica cuanto menos. Un comienzo en la que pudimos ver una versión del serbio completamente inestable. A partir de la temporada de tierra, algunos brotes verdes germinaron en lo que es ahora su mejor versión de siempre.

Errático, desconcertado, cabizbajo. Hace unos años, nadie diría que estos adjetivos van dedicados al tenista de Belgrado. Muchos hablaban de que nunca recuperaría su mejor nivel de nuevo, con un pesimismo que no pondera estar hablando de uno de los mejores jugadores de la historia del tenis. Pese a lo que se decía desde fuera y aunque no hizo un buen papel en los primeros torneos del año, alguno jugadores comentaban que podían ver de nuevo el fuego en la mirada del chacal serbio. El regreso de Vajda tan solo fue un preludio de lo que iba a suceder. Terminó la temporada de tierra de manera no demasiado brillante para él, pero en la que fue capaz de otorgar un nivel de tenis más que aceptable.

Una segunda mitad de año de ensueño

El serbio había recuperado el nivel sobre el polvo de ladrillo, aunque mentalmente aún tenía margen de mejora.

Djokovic en la final de Wimbledon 2015
Djokovic en la final de Wimbledon 2015 | Foto: www.wimbledon.com

Fue a partir de Wimbledon donde los torneos se cuentan prácticamente como títulos para el serbio. Recogió el trofeo de campeón en la catedral del tenis, Cincinnati, US Open y Shanghai para pasar de la nada al todo, del número 21 del ranking al 1 en escasos meses. A pesar de la derrota en la final de Bercy, su nivel durante el torneo fue excelso, por lo que llegará al último torneo del año en plenas condiciones.

Opciones reales en Londres

Todo lo que no sea ganar el título sería una gran sorpresa. Pese a competir con los mejores tenistas del año, su determinación, ambición y nivel de tenis le convierten en el principal favorito a lograr el título de maestro de nuevo. Un trofeo que, como no podía de ser de otra manera, redondearía una temporada de ensueño.

Temporada de un tenista cuyo legado está ya más que a la altura de su talento.

Translate »