Crónicas Masters 1000

Nadal vence en el Masters 1000 de Roma para recuperar el número uno

Nadal celebra un punto en la final del Masters 1000 de Roma
Nadal celebra un punto en la final del Masters 1000 de Roma | Foto: @atpworldtour_es

El mallorquín superó tras una gran remontada a Alexandre Zverev (6-1, 1-6, 6-3). El alemán tuvo un break a favor en el tercer set, pero la lluvia apareció y cambió el partido. Tras el parón cuatro juegos consecutivos del español para conseguir el octavo título, además de volver al número uno del ranking antes de Roland Garros.

Rafael Nadal llegaba a Roma con alguna duda tras perder en los cuartos del Mutua Madrid Open ante Dominic Thiem. El español había jugado en la capital italiana un gran tenis en una superficie que le beneficia más que la altura de Madrid, aunque Fognini ya fue capaz de robar un set al mejor jugador de la historia en esta superficie. En frente por el título, Alexander Zverev, defensor del trofeo. `Sascha´ llegaba a su tercera final de forma consecutiva y con el objetivo de levantar el tercer título. El prodigio germano sigue demostrando que será el próximo jugador que marque una hegemonía en este deporte.

El partido empezó como todo el mundo esperaba con un Nadal pletórico de confianza, sólido desde el fondo de la pista que no se cansaba de devolver una bola tras otra. Zverev con un juego directo cometía muchos errores no forzados y veía como su rival empezaba a distanciarse en el marcador. En tan solo 33 minutos ambos se sentaban en el banquillo con un 6-1 favorable a Nadal que hacían esperar que la final estaba acabada.

Justo en este momento el alemán demostró su personalidad y en vez de salirse del partido siguió con su estrategia de intentar dar poco ritmo de partido a su rival. Esta vez las cosas comenzaron mejor que al inicio del encuentro y con dos breaks consecutivos se marchó en el marcador hasta el 4-0. El zurdo se veía superado por el acierto de su contrincante que casi todo lo que tocaba se convertía en golpes ganadores. Además el español empezó a cometer unos errores impropios de él, mostrando una imagen desconocida.

La lluvia cambió la tónica del encuentro

Zverev siguió imponiendo su ritmo, con sus golpes potentes que no dejaban a Nadal ponerse a dominar el partido con su drive. El teutón sumó una rotura en el primer servicio de su rival, aunque con 3-2 a su favor y servicio, la lluvia apareció. El partido tuvo que ser aplazado. Al rato ambos volvieron a calentar para continuar con el partido, pero Rafa salió con las ideas claras y sabiendo qué hacer para ganar su octavo título en el Masters 1000 de Roma.

Translate »