Crónicas

Los nuevos récords de Rafa Nadal tras su décimo Roland Garros



Rafael Nadal es historia viva del tenis. El balear ganó su décimo Roland Garros tras derrotar de forma aplastante en la final a Wawrinka (6-2, 6-3, 6-1). El suizo no pudo reaccionar ante la exhibición de juego que mostró su rival. El español se convierte en el primer hombre que consigue levantar un mismo Grand Slam diez veces. 

El domingo a las 15:00 era la hora indicada para comenzar a poner punto y final a esta edición de Roland Garros. Nadal y Wawrinka tenían la misión de no empañar sus estadísticas. El primero había jugado nueve finales en este torneo sin conocer la derrota, mientras que su rival había jugado tres finales en Grand Slam y al igual que su contrincante no conocía la derrota. La Philippe Chatrier estaba deseando ver uno de los mayores espectáculos del tenis mundial en la actualidad. La tierra batida, la preferida por Rafa volvía a ser protagonista para el deporte español. Muchos auguraban un partido complicado para el de Manacor, que volvió a demostrar que en estos momentos no tiene rival sobre la arcilla, ganando el torneo sin perder ni un sólo parcial. Stan puso todo el empeño por su parte, pero cuando en frente tienes a un rival tan superior no merece la pena enfadarse, si no aplaudir y resignarse frente al vendaval de juego que tiene tu oponente y como en este caso hizo el helvético tras finalizar el partido agradecer por tener como contrincante al español en una final de tal categoría.

Un extraterrestre llamado Rafael Nadal

El partido no tuvo nada de historia, ni emoción. Rafa se encargó de apagar pronto las luces que iluminaban el sueño del helvético. En el tercer juego el suizo tuvo la primera bola de break pero acto seguido retumbo el primer ¡vamos! del español al conseguir levantar el juego y quitarse la presión que llevaba acumulada. Este momento marcó el rumbo del encuentro y del partido. Un parcial de cuatro juegos consecutivos firmaban la primera manga para el balear. El público de la Philippe Chatrier quería ver una dura batalla sobre la pista, pero Rafa no estaba por la labor.

En el segundo set el pupilo de Carlos Moyá decidió seguir con el acelerador para dejar claro quién manda sobre la tierra parisina. En el primer servicio de Wawrinka llegaba una rotura que dejaba al suizo al borde del precipicio. La reacción no llegaba, el español estaba cómodo y tranquilo moviendo a su rival de un lado a otro de la pista llevando la iniciativa del encuentro. El jugador que entrena a las órdenes de Magnus Norman no encontraba ni un ápice de esperanza para intentar dar la vuelta a un encuentro que no iba a durar mucho más. El número tres del mundo soltó toda la tensión tras un peloteo largo que caía del lado español, Stan no pudo aguantar su ira y rompió la raqueta, aunque rápidamente pidió perdón a su rival por su mala actuación. Parcial para Rafa y partido encarrilado.

Rafa Nadal con Wawrinka en la final de Roland Garros 2017 | Foto: www.rolandgarros.com

A un sólo set estaba Nadal de hacer historia. La cabeza baja de Stan dejaba todo bastante claro. Rafa no quería dejar con vida a su rival y de nuevo puso tierra de por medio de forma rápida en el marcador. La gente se daba cuenta de que la final estaba acabada y un tenista del país vecino estaba dispuesto a dejar grabado su nombre en la historia del tenis. Nadal estaba suelto, sin concesiones y aplastando a un rival que estaba deseando acabar el partido. Juego, set, partido y campeonato para un extraterrestre Rafael Nadal. El de Manacor se tiró al suelo tras conseguir el último punto, se emocionó al recoger un trofeo que muchos pensaban que no volvería a levantar, pero Rafa sólo hay uno y es único. Tras la ceremonia de trofeos, Roland Garros realizó un bonito homenaje a la máxima figura que han visto sus instalaciones.

Los nuevos récords de Rafa Nadal

El tenista balear quería hacer historia. Antes de saltar a la pista añadió a los micrófonos de Roland Garros que estaba ante el partido más importante de su carrera, ya que si ganaba sería el primer jugador de la historia en superar la barrera de llegar a los diez trofeos en un mismo Grand Slam. Además con un partido impecable puso la guinda a un torneo excepcional en el que ha batido nuevos récords, que a buen seguro tardarán años en superarse debido a su dificultad.

Tras ganar otra edición la Copa de los Mosqueteros es el primer hombre que gana un mismo Grand Slam sin perder un sólo set. También ha superado a una leyenda de este deporte como son Pete Sampras con más grandes con 15, sólo por detrás en la actualidad del mago suizo Roger Federer que es el líder con 18. Desde pequeño tenía un talento innato para este deporte, que con trabajo y perseverancia le han llevado a convertirse en el mejor jugador de la historia de tierra batida, consiguiendo este trofeo antes de los 20 años, entre los 20 y los 30 y también como este caso con más de 30. Nadal es el único hombre que ha conseguido levantar un mismo trofeo en diez ocasiones en el ATP 500 de Barcelona, Masters 1000 de Montecarlo y en el Grand Slam de Roland Garros.

Roland Garros (2017, Junio 11). Rafa Nadal celebra su victoria [Archivo de vídeo]

 

Translate »