Opinión

Los argumentos de Federer para no jugar Roland Garros

Federer torneos victorias consecutivas
Roger Federer celebra un punto en Wimbledon | Foto: @atptour

El tenista suizo declaró a los medios de comunicación que finalmente será baja en Roland Garros. Federer no ha jugado ningún partido durante la gira de la superficie de polvo de ladrillo. Al igual que el año pasado será una ausencia notable en el Grand Slam que se disputa en Francia. El helvético tiene unas razones claras para no presentarse a un torneo tan prestigioso, que analizamos en profundidad.

OBJETIVO WIMBLEDON

La hierba es la superficie favorita del jugador más completo de todos los tiempos. Su tipo de juego se adapta a la perfección sobre el césped de Wimbledon. El helvético ha conseguido levantar el Grand Slam más antiguo y prestigioso del mundo en siete ocasiones. Al finalizar la temporada de pista dura, declaró que tenía que valorar con su equipo técnico la decisión de acudir a Roland Garros o centrarse en su torneo favorito.  Muchos han sido los que se han atrevido a criticar esta actitud de Federer, pero lo que ha hecho el suizo es de nuevo dar otra lección. El helvético ha lanzado una contestación indirecta a sus compañeros de circuito explicando que todos sus esfuerzos se centrarán en preparar un torneo en el que llegará más fuerte que nunca para revalidar el título que consiguió por última vez en el año 2012.

LA TIERRA BATIDA, UN DESGASTE AÑADIDO

La tierra batida siempre ha sido el punto más frágil del tenista. Federer consiguió en 2012 el título de Roland Garros demostrando que es capaz de ganar a los mejores en cualquier superficie. Aunque es cierto que su rendimiento baja mucho en este tipo de pistas en la que su estilo de juego no consigue encontrar regularidad durante los encuentros. Roger nunca ha sido un amante de los peloteos largos, ya que con su talento es capaz de finiquitar los puntos por la vía rápida. En cambio en arcilla algunos puntos se alargan, consiguiendo que Federer se juegue golpes imprecisos que acaban en errores no forzados. Esto sumado a sus 35 años se convertirían en un desgaste añadido innecesario para la gira sobre hierba en la que el suizo tiene pensado brillar tal y como consiguió al principio de la temporada. Stuttgart y Halle serán los torneos elegidos previos a la gran cita de Wimbledon.

POCOS TORNEOS CON GRANDES RESULTADOS

Desde la llegada del extenista Ivan Ljubicic al banquillo del suizo, su juego ha vuelto a brillar. El croata intentó convencer a Federer de cambiar el formato de encarar el planteamiento durante la temporada. La clave para recuperar los buenos resultados, era seleccionar menos torneos con buenos resultados que una gran cantidad con el físico de Federer sin estar al cien por cien. Además vimos en Australia como el tenis del helvético se ha vuelto letal, hace algunos años intentaba pelotear contra jugadores especialistas en esta faceta como Rafael Nadal, sin obtener grandes resultados. Este año no quería puntos largos, su juego se ha vuelto agresivo, su revés es un misil que le hace meterse dentro de la pista, para acabar los tanteos de la manera más rápida. La mentalidad de Federer ha adquirido a la perfección este concepto de su entrenador y han elegido saltar de la gira de pista dura a la de hierba ausentándose de la de arcilla, en la que a priori sufrirían más que en ninguna otra.

Translate »