Opinión

La Next Gen se confirma en 2018



Stefanos Tsitsipas se lanzó al suelo después de ganar a Pablo Carreño-Busta | Foto: atpwourldtour

Por fin podemos decir que la Next Gen ha dado un golpe sobre la mesa en el circuito ATP. En la temporada 2018 han sumado dos Masters 1000, tres finales más de torneos de esta categoría, las Nitto ATP Finals y un ATP 500. Alexander Zverev, Khachanov, Tsitsipas, Coric y Medvedev ya han confirmado esta campaña.

Ya decía Djokovic a mediados de la temporada que con la Next Gen había que tener paciencia, ya que estaban jugando a un gran nivel. Siempre hemos dicho que estamos en un momento para este deporte que es el mejor de la historia y que será difícil de recordar. Con una hegemonía del `Big Three´ parece complicado ver a otros jugadores levantar grandes título, pero sí, este año han tenido rival.

El nombre de la gran figura alemana de solo 21 años cada vez tiene más nombre propio. El rival del `Big Three´ y que promete dar mucha guerra de ahora en adelante es Alexander Zverev. El pequeño de los hermanos llevaba ya unos años jugando a un gran nivel y siendo regular durante toda la temporada, acabando entre los 10 mejores del ranking ATP. Ivan Lendl es el entrenador que sigue puliendo a este diamante en bruto.

Esta temporada ha sumado el Masters 1000 de Madrid tras derrotar a Thiem, aunque también fue finalista en Miami, pero perdió contra Isner. Para poner un punto y final perfecto al año acabó ganando las Nitto ATP Finals en la última edición que se disputaban en Londres, tras ganas consecutivamente a Federer y Djokovic en semifinales y final. Por poner un pero al jugador alemán, cabe añadir que aun no ha realizado ningún gran papel en los Grand Slams, pero todo apunto que será en 2019.

Alexander Zverev golpea una derecha en el Mutua Madrid Open
Alexander Zverev golpea una derecha en el Mutua Madrid Open | Foto: @mutuamadridopen

El otro gran nombre de la temporada ha sido Stefanos Tsitsipas. Un jugador griego que ha logrado para su país lo que aun nadie había conseguido. Con un gran tenis y una madurez inusual en su edad logró ser la gran sensación del Masters 1000 de Toronto llegando a la final tras derrotar a Djokovic. Ya había avisado de su gran potencial durante la gira de tierra batida en la que también llegó a la final del Barcelona Open Banc Sabadell. Ambas finales las perdió contra el número dos del ranking, Rafael Nadal. Además llegó su primer título en el ATP 250 de Estocolmo. Con un registro de 46 victorias y 27 derrotas ha acabado el año en el puesto 15 divisando de cerca el top-10. Para cerrar una temporada para el recuerdo se coronó campeón en las Next Gen ATP Finals de Milán.

Khachanov ha sido el otro gran nombre de la segunda mitad de la temporada. Con un gran encuentro ante Nadal en el US Open dejó claro lo lejos que puede llegar. Su gran torneo llegó en el último Masters 1000 de la temporada, en París. Allí con una exhibición ejemplar de un tenis casi perfecto fue eliminando rivales uno a uno para llegar a su primera final de un torneo de esta categoría. En la última cita y con una facilidad pasmosa ganó en sets corridos al mejor Djokovic de los últimos años. Todo apunta que el 2019 traerá más éxitos para el moscovita.

Coric ha acabado el año en la posición más alta de su carrera, siendo el doceavo clasificado. El balcánico jugó la final del Masters 1000 de Shanghai, aunque perdió frente a Djokovic. Durante la primera mitad de la temporada jugó un tenis poco errático que le llevaron a ser uno de los jugadores más regulares en los torneos. En Halle llegó su segundo título como profesional tras vencer en hierba al experto Roger Federer. Además hay que recordar que puede poner la guinda a su gran año ganando la final de la Copa Davis.

Coric celebra el título en la final del ATP de Halle
Coric celebra el título en la final del ATP de Halle | Foto: @gerryweberworld

Daniil Medvedev es la otra gran sensación rusa. Este jugador siempre ha sido un poco el gran tapado tras tener por delante a sus dos compatriotas Rublev y Khachanov. Este año ha demostrado que tiene potencial para estar en el top-10 en los próximos años. Un 2018 fabuloso en el que ha sumado sus tres primeros títulos, en Sídney, Winstom Salem y Tokyo. Fue en la capital japonesa donde demostró que tiene carácter de campeón derrotando en la final al favorito e ídolo de la afición local, Kei Nishikori.

 

Translate »