Crónicas

La garra de Feliciano le mantiene con vida en Madrid



El toledano superó al correoso Gilles Simon en tres sets por 6-3, 3-6, 7-6 (3) en un partido complicado. En la siguiente ronda se enfrentará a Djokovic en lo que será un partido especial para el español.

Feliciano López ha conseguido una importante victoria tras sobreponerse al tenis del francés. El galo siempre ha destacado por su versatilidad y solidez del fondo de la pista. El español no es un especialista de la tierra batida, pero la altura de Madrid le beneficia con su servicio, una de sus mejores armas. Nunca se habían enfrentado sobre la superficie de la tierra batida estos dos estilos opuestos de tenis. El de Toledo sabía cual era la táctica que debía seguir para desbordar al complicado Simon. La afición iba a llevar en volandas a un Feli que en Madrid se muestra en sus mejores condiciones y nunca da el partido por perdido demostrando que puede volver a ser ese jugador que una vez estuvo a punto de derrotar a Federer sobre la tierra madrileña en un encuentro que quedó en la retina de los aficionados de este deporte.

El galo en la primera ronda dejó unas sensaciones contradictorias tras encajar un rosco en el primer parcial ante su compatriota Gael Monfils. Por suerte supo endosar el duro golpe para acabar remontando un partido que había empezado de la peor manera. Por su parte Feliciano solventó su primer encuentro del Mutua Madrid Open por la vía rápida ganando al estadounidense Ernesto Escobedo. Se esperaba un duelo igualado entre el francés y el español, siendo los puntos decisivos los encargado de señalar el próxima rival de Novak Djokovic.

El retorno de Feliciano

El partido comenzó igualado con los dos tenistas manteniendo su servicio con suma facilidad. El español sabía que si seguía por delante en el casillero, la presión pasaba al lado contrario. La estrategia salió a la perfección y cuando tuvo la oportunidad de quebrar lo consiguió para sacar y conseguir la primera manga que encarrilaba el encuentro.

Simon, es el típico jugador que le hace falta poco para volver a los partidos. Cualquier juego que su rival se muestre errático, le puede dar alas para volver a creer en una nueva remontada. Todo hacía indicar, que el zurdo volvería a ganar por la vía rápida cuando consiguió volver a rompero el servicio del rival. Entonces apareció la versión rocosa del galo que tantas victorias le han dado, para devolver un break que devolvía la confianza al número 32 del ránking ATP. En esos momentos la iniciativa pasaba al lado del rival de Feli que empezaba a ver como su juego no conseguía desbordar como en el primer set a su contrincante. Simon conseguiría volver a romper el saque del español que perdía el segundo parcial y se jugaría todo en una carta en el set definitivo.

El cansancio se hacía presente en los jugadores. El favoritismo pasaba al lado del francés que era capaz de complicar el servicio del españolque dependía más que nunca de sus primeros saques. El público quería ver ganar otra vez al tenista local y gracias al corazón del toledano consiguió un break que acercaban de nuevo a la victoria. En cambio volvió a ocurrir la misma historia que en el set anterior y cedió su servicio a las primera de cambio. La muerte súbita iba a decidir que jugador continuaba en esta edición del Mutua Madrid Open. Feliciano sacó a relucir su experiencia en estas situaciones y se antepuso al francés que vio como tras luchar iba a ser eliminado del torneo.

El rival en la próxima ronda será el exnúmero uno Djokovic que se ha visto contra las cuerdas en el partido frente a Nicolás Almagro. Al final los nervios pudieron con el murciano que no consiguió la sorpresa de la jornada. De todas formas, el serbio ha demostrado que no está en su mejor nivel y que es vulnerable ante cualquier contrincante.

Facebook

Translate