Crónicas Masters 1000

Isner y Del Potro primeros semifinalistas



Del Potro golpea una derecha en Miami
Del Potro golpea una derecha en Miami | Foto: @MiamiOpen

La primera semifinal del Masters 1000 de Miami ya es una realidad. Tendrá un especial sabor americano, tras las victorias en la jornada de ayer de Isner ante Hyeon Chung (6-1, 6-4), y de Juan Martín Del Potro frente a Milos Raonic (5-7, 7-6, 7-6). ¡Habrá duelo de gigantes en Miami!

Solamente separan 37 horas en coche a Miami del Gran Cañón de Arizona, sin embargo, esta será una de las veces que los asistentes al Masters 1000 disputado en Florida vean tan de cerca algo parecido. Dos auténticos cañones en el saque y el golpeo se verán cara a cara sobre las lentas y duras pistas de Miami con el evidente objetivo de alcanzar un puesto en la final del segundo Masters 1000 del 2018.

Gran oportunidad la que se presenta para Isner. El gigante norteamericano es otro cuando juega en su país, y sus rivales lo saben. Anoche se enfrentó a un durísimo oponente como Chung y acabó con él por la vía rápida. No concedió ni un servicio, se consolidó como el gran sacador que le permite ser su altura y envergadura, pero además demostró que puede causar muchos dolores de cabeza a sus rivales al resto. Ocasión de oro para Isner que tendrá mañana un durísimo enfrentamiento contra Del Potro en modo imparable. Nunca ha ganado un Masters 1000, aunque en 2016 ya llamó con fuerza a las puertas de los candidatos a ganarlas tras caer en la final del Masters de París frente a Murray. En 2017 alcanzó las semis hasta en tres Masters 1000 (Roma, de nuevo París y Cincinnati), por lo que este año debe ser el definitivo para el número 17 del mundo.

Isner festeja un punto en el Miami Open
Isner festeja un punto en el Miami Open | Foto: @MiamiOpen

No es una nueva experiencia para Del Potro, que ya sabe lo que es ganar un Masters 1000 en esta temporada. La maquinaria argentina se ha puesto en marcha y no hay quien la detenga, al menos de momento. Eso sí, ayer sufrió, y de lo lindo. No fue el partido más lúcido de un Del Potro que tuvo que hacerse valer en los tie-breaks correspondientes al segundo y tercer set del encuentro ante la consistencia mostrada por Raonic en el servicio. Además, el bueno de Juan Martín continúa luchando contra sus problemas físicos que ya le causaron estragos en Indian Wells y que anoche volvieron a reaparecer. No queda otra, hay que quitarse el sombrero con Del Potro. Después de todas las calamidades físicas que ha atravesado, difícilmente veremos de nuevo a otro tenista que sea capaz de sobreponerse a tantas adversidades. Y aún así, hay profesionales relacionados con el mundo del tenis, que dudan de su integridad y de que ayer fingiese estar lesionado para poder remontar el encuentro a Milos Raonic.

La fiesta del tenis no se detiene en Miami, y continúa hoy con dos vibrantes cuartos de final más. ¡Que esto no pare!

Sobre el autor

Javier Macías Jiménez

Apasionado del deporte en general, siempre cerca de un balón, una pelota o una bola. Estudiante de periodismo en Sevilla, músico y muy interesado en política. "Está permitido fallar pero nunca no haberlo intentado"

Translate