Grand Slam Opinión

Un rey perdido en Nueva York: Federer queda fuera del US Open

Federer sufrió ante el calor del Arthur Ashe | Foto: Getty

En una de sus peores exhibiciones de su carrera, Su Majestad, Roger Federer quedó fuera del US Open. En un partido que comenzó ganando 6-3 y tuvo set point sirviendo 5-4 en el segundo, el suizo cayó frente el australiano John Millman quien vino de atrás para dar la sorpresa del torneo y convertirse en el jugador de menor ranking en eliminarlo en el US Open.

Errático, sin variantes, con poca precisión al servicio y sin la magia característica dentro de los partidos difíciles. Roger Federer quedó fuera del US Open ante el número 55 del mundo, John Millman. Lo que parecía un día más en la oficina para el suizo terminó por ser una catástrofe. Sumado al gran tenis demostrado por el australiano, Federer cerró el partido con 76 errores no forzados y 49% de efectividad con el primer servicio. 

Conmoción en el Arthur Ashe

Tras una gran carrera, el suizo ha acostumbrado a los espectadores a brillar en las canchas. Aun en las derrotas, las gradas suelen maravillarse con la calidad de Federer.

Lo visto en el último partido de los octavos de final del US Open fue algo inverosímil. Probablemente, uno de los peores partidos en la carrera de quien para muchos es el mejor de la historia. A medida que el partido avanzaba, la tensión en la grada se volvía más notoria. En la transmisión del encuentro se podía observar la incredulidad de los espectadores ante los fallos del suizo; puntos perdidos en la red que parecían ganados, drives muy largos o muy cortos, algunos smash estrellados en la red, y pocas variantes en los puntos largos generaban reacciones en el Arthur Ashe que reflejaban la gravedad de la situación.

Cercana la 1:30 am (Hora local en NY), la gente salió con la interrogante de qué le había sucedido a Roger Federer.

Federer terminó con 76 errores no forzados | Foto: Getty

Culpa al calor

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, Roger Federer declaró haberse sentido incómodo por las condiciones climáticas. “Es una de las primeras veces que me sucede. Hacía mucho calor esta noche. Sentí que no podía respirar. No había circulación del aire en absoluto” declaró Su Majestad, que además mencionó que se sintió incómodo en la cancha. “Sudas más y más, por lo que a medida que el partido avanza, pierdes energía. Cuando te sentís así, todo está acabado, no tenés capacidad de reacción”.

“Millman fue capaz de manejarlo mejor. Él proviene de uno de los lugares más húmedos de la tierra, Brisbane. Sabía que me esperaba un duelo difícil. Quizás cuando sientes así, empiezas a perder posibilidades. Eso fue decepcionante. En cierto modo, deseaba que el partido terminara”, concluyó el suizo.

Y es que aunque el partido fue de noche, el estadio conserva gran parte del calor que va acumulando a lo largo de la larga jornada. Además, el factor de la humedad, que aumenta entre un 30% y un 50% durante la noche es suficiente para sofocar las energías de cualquier jugador.

Analiza sus resultados y su porvenir

Fuera de las condiciones climáticas que lo mermaron, Federer aceptó el gran mérito que tuvo Millman para llevarse el encuentro y concluyó haciendo un recuento de sus recientes torneos y de lo que sigue para él. “Cincinnati fue un buen torneo con unas condiciones muy rápidas, era difícil encontrar el ritmo, pero logré hacer final en el primer torneo desde mi regreso. Aquí he pagado muy caro el calor, algo que podía ocurrir. No pasa nada, seguimos adelante, estoy feliz de tomarme unos días de descanso”.

El suizo terminó comentando que regresará para la Laver Cup y buscará cerrar de manera más fuerte la temporada. El suizo defiende 1000 puntos por el título del Masters de Shangai, 500 por el título en Basilea y 600 de las semifinales del ATP World Tour Finals.

 

Translate