Crónicas

Federer asombra al planeta con su vigésimo título de Grand Slam

Roger Federer campeón del Open de Australia 2018
Roger Federer campeón del Open de Australia 2018 | Foto: www.ausopen.com

El suizo revalidó el título de campeón tras vencer en una final a cinco sets a Marin Cilic (6-2, 6-7 (5), 6-3, 3-6, 6-1). Con este trofeo suma 20 en Grand Slam, una cifra a la que nadie había llegado. El croata jugó un partido notable pero nada pudo hacer ante otra exhibición de Federer. Las lágrimas en la ceremonia final de Roger explican lo importante y lo que significa para él ganar de nuevo este campeonato.

Roger Federer lo ha vuelto a hacer. El 28 de enero pasará a la historia como el día en el que por primera vez en la historia un jugador llegaba a la veintena de trofeos en Grand Slam, y es Roger Federer. Tras un torneo impecable llegaba a la final sin ceder ni un sólo set. En frente estaba Marin Cilic dispuesto a soñar y conseguir su segundo trofeo de Grand Slam en su carrera profesional. La Rod Laver estaba abarrotada de aficionados y celebridades que no querían perderse lo que podía ser un momento histórico.

Cilic empezó notando la presión que significa jugar la final de un Major y tener en frente a Roger Federer. Perdió sus dos primeros servicios y el suizo lo aprovechó para encajar un parcial de 4-0 a su favor que le ponían con la primera manga cerca de sus manos. No concedió ni una sola rotura y en menos de media hora había sumado el primer set.

El equipo técnico de Federer celebra el título del Open de Australia 2018
El equipo técnico de Federer celebra el título del Open de Australia 2018 | Foto: www.ausopen.com

El croata a partir de entonces se soltó la presión y jugó con mucha garra para intentar volver a soñar. En el segundo parcial ambos tuvieron tres opciones de rotura, pero ninguno de ellos lo supo aprovechar. Uno de estas bolas era punto de set para el balcánico pero se quedó con la miel en los labios. La segunda manga se decidió en el tie break. Cilic jugó seguro con su servicio y de tú a tú a Roger. De nuevo dos bolas de set, y esta vez a la segunda ocasión era capaz de igualar el partido.

Federer veía que su rival estaba con ganas y le podía complicar el partido. El tercer parcial fue dominado por los servicios. El único fallo lo tuvo Cilic, que en el sexto juego veía como perdía el servicio y Federer lograba un break que era suficiente para quedarse a sólo un set de revalidar el título de campeón.

Todo parecía acabarse cuando Federer en el primer juego del cuarto set quebró a su rival. El suizo consolidó la rotura con su saque y le faltaban cuatro juegos para tocar la gloria. Cilic siguió peleando y encontró la recompensa. Fue capaz de conseguir dos breaks consecutivos que para sorpresa de los aficionados le ponían con saque para llevar el partido al quinto y definitivo set. Cilic no falló y ganó su juego en blanco para seguir en la pelea por el trofeo.

Super Roger

De nuevo tal y como ocurrió en la pasada edición el ganador se iba a decidir en la quinta manga. Federer sufrió para llevarse el primer juego, teniendo que levantar dos bolas de rotura que hubieran cambiado el rumbo del encuentro. La experiencia y la capacidad de Roger para salvar estos momentos consiguieron dar la vuelta al marcador. Desde entonces Federer jugó su mejor tenis para confirmar que estaba dispuesto a volver a ser el campeón. El helvético utilizó a la perfección las distintas alturas, velocidades y efectos en su servicio para incomodar a Cilic en el resto, uno de sus mejores golpes. El croata nada pudo hacer ante este tenis de tal magnitud y únicamente pudo hacer un juego en el quinto set. Al final un 6-1 le daban el campeonato a Roger Federer que sigue haciendo historia en el mundo del deporte.

 

Translate