Crónicas Grand Slam

Djokovic vuelve a reinar en Wimbledon



Djokovic con el trofeo de Wimbledon 2018
Djokovic con el trofeo de Wimbledon 2018 | Foto: wimbledon.com

El serbio superó en una final sin nada de historia a Kevin Anderson (6-2, 6-2, 7-6 (3)). El desgaste del sudafricano en las semifinales ante Isner no le dejaron rendin al máximo final en una final que supo a poco. Djokovic sacó a relucir su mejor nivel para volver a creer en llegar a la cima del tenis masculino.

Una final inesperada en Wimbledon, así se definía la última cita que se iba a vivir en la pista central del All England Tennis Club entre Djokovic y Anderson. Los rumores entre los aficionados hacían presagiar que no iban a ver una final disputada, ya que Anderson llegaba muy cansado a su segunda final de Grand Slam, tras jugar las semifinal más larga de la historia de Wimbledon. Djokovic también se desgastó de lo lindo para superar al actual número uno Rafael Nadal, además de tener un día menos de descanso, pero las sensaciones eran diferentes.

Los problemas en el servicio del sudafricano demostraron que iba a sufrir mucho. La solidez y la rapidez de piernas del balcánico le hacían llegar a todas las bolas para complicar cada uno de los servicios de Anderson. Dos roturas en la primera manga fueron suficientes para que en tan solo 29 minutos el ex número uno diera el primer paso hacia la victoria.

La tónica del partido no cambió en absoluto y el auténtico dominador era el pupilo de Vadja, que estaba demostrando lo bien que se adapta su juego en esta superficie. Misma historia, primer juego break a favor del serbio que encarrilaba la segunda manga. El sudafricano se intentaba animar con algunos buenos puntos, pero no había margen de mejora. Otro 6-2, y en poco más de una hora la final tenía pinta de estar acabada.

Djokovic y su hijo de fondo celebrando el título de Wimbledon 2018
Djokovic y su hijo de fondo celebrando el título de Wimbledon 2018 | Foto: www.wimbledon.com

Tal y como hizo ante Federer, Anderson no se rindió ante las adversidades. Empezó a ganar su servicio y por delante en el marcador jugó más agresivo empezó a crear los primeros apuros a su rival. Hasta seis opciones de rotura, cinco de ellas que significaban llevarse un set para seguir soñando, pero el serbio fue capaz de levantar todas, demostrando su calidad. De esta manera llegaron al tie break, y aquí Djokovic reforzado tras la situación adversa que había levantado se llevó la manga y puso punto y final a una descafeinada final.

De esta manera el serbio sumó su 13º Grand Slam, el 4º en Wimbledon y el 1º desde Roland Garros 2016. Ya son 69º títulos, su primero en un año, tras Eastburne en 2017, también césped, para volver al top 10 del ranking ATP. Es el segundo hombre en superar los 250 triunfos en los Majors. Wimbledon parece intocable por otro jugador que no sea el `Big Four´. Son 16 años en los que entre Federer (8), Djokovic (4), Nadal (2) y Murray (2) se reparten su título.

Facebook

Translate