Crónicas

Todo dicho, la gran final será entre Del Potro y Federer



Del Potro y Federer en la final de Basilea 2013
Del Potro y Federer en la final de Basilea 2013 | Foto: www.atpworldtour.com

¡Qué gran momento de Juan Martín del Potro! Jugando bien o jugando mal, cansado o no, contra un top-100 o contra un top-5, Delpo siempre gana. En semifinales jugó contra un viejo conocido, Marin Cilic, para superarlo por un cómodo (6-4, 6-4) y clasificar a la final del ATP-500 de Basilea.

Los dos tenistas tienen un juego muy parecido, se conocen demasiado y se enfrentaban por duodécima vez. El tenista argentino tuvo un comienzo muy favorable, aprovechando el juego impreciso del croata, para irse al primer descanso con un quiebre a favor. Pero la reacción de Cilic no se hizo esperar. Inmediatamente recuperó el quiebre. Los siguientes juegos fueron muy intensos, con dominio de los sacadores hasta que la paridad se quebró en el noveno juego. Nuevamente los errores del tenista balcánico provocaron la pérdida de su servicio. Esta vez Delpo no perdonó, consiguió confirmar con firmeza su servicio y se llevó la primera manga a su banco.

La segunda manga comenzó con un juego un poco más lento y un amplio dominio por parte de Delpo. Quebró de entrada, hecho que pareció el derrumbe del tenista croata. El argentino tuvo tres chances de quiebre en cada uno los siguientes dos juegos, que Cilic las pudo conjurar a duras penas, con mucho sufrimiento. Quizás frustrado por esto, el tandilense salió a jugar el sexto juego de forma displicente, perdiéndolo de forma inesperada. Quedaron (3-3) cuando Delpo ya debería estar festejando su pasaje a la final, o en el peor de los casos estar (5-1).

Allí apareció la casta del matador, con devoluciones muy agresivas. El tandilense dominó el punto siguiente concretando un nuevo quiebre. Esta vez tampoco perdonó, muy sólido con su servicio, lo cerró de manera impecable, con un ace. Así La Torre de Tandil obtuvo su décimo triunfo, el séptimo en forma consecutiva sobre el tenista bosnio, nacionalizado croata.

Está en una nueva final, la segunda consecutiva de esta temporada, la número 29 de su carrera. Irá por su título número 21.

Federer pasó el rodillo

El otro finalista es el local Roger Federer. Superó de forma contundente al belga David Goffin por (6-1, 6-2) en apenas una hora de juego. Con un juego agresivo, demoledor no le dio ni siquiera una oportunidad de reacción al tenista belga. El helvético llega por décima-tercera vez a la final de este torneo, ya lo ganó en siete ocasiones.

Del Potro y Federer se medirán por vigésima-cuarta vez. El suizo lleva una larga ventaja de 17 victorias, por tan sólo 6 derrotas. Definirán un título por quinta vez. Llamativamente, en este rubro de las finales Delpo le lleva una ventaja de 3-1, ganando dos de ellas en Basilea. Sin dudas un condimento que le agrega otro sabor a esta final.

Roger Federer llega en mejor forma, tanto física como tenísticamente. Pero los pronósticos de nada sirven cuando se trata de una final y más aún cuando está el Gran Delpo de un lado de la red.

 

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

Translate »