Crónicas

Día sobresaliente para los españoles en Viena



Guillermo García López celebra una victoria | Foto: www.atpworldtour.com

Tres de los cuatros participantes accedieron a segunda ronda, mientras que el único eliminado fue David Ferrer. García López sorprendió a todos, tras llegar de la fase previa y eliminar a Anderson, finalista del US Open. Carreño sigue soñando con las Nitto Finals ATP al vencer a Pella. Albert Ramos sorprendió al poderoso Querrey en una gran remontada.

La jornada del martes la abrió el partido entre Ferrer y Edmund. Un duelo a priori igualado, en el que la solidez de fondo de la pista del alicantino iba a mandar la tónica del encuentro. Edmund no llevaba un buen año, pero su gran derecha podía desequilibrar a Ferrer. El de Jávea tardó mucho en aparecer en el encuentro sumando muchos errores que le permitieron al británico endosar un parcial de 4-0 con dos roturas a su favor, dejando sentenciado casi el primer set. Ferrer con su garra intentó resurgir a base de amarrarse en la pista en el segundo parcial. Dos veces se puso por delante el de Gran Bretaña, pero el español contrarresto con otras dos roturas al instante. Esta manga se fue al tie break, que se encargó de cerrar las puertas de la segunda ronda a Ferrer (6-2, 7-6(5)).

Saltó la gran sorpresa de la jornada. El encargado, Guillermo García López, que venía de estar los últimos meses jugando torneos Challenger para intentar volver a escalar en la clasificación. El de la Roda venía de la fase previa, eliminando a Janowicz y Stakhovsky, dos jugadores peligrosos en pista indoor. Ambos partidos le valieron para aclimatarse a la pista de Viena y mantener la ilusión de volver a pasar la primera ronda de un torneo ATP. Su rival, nada más y nada menos, que el finalista del US Open, Kevin Anderson. El sudafricano venía de perder en primer ronda de Estocolmo ante Verdasco y necesitaba sumar para mantener intactas sus opciones de ir a Masters de Maestro en Londres. El manchego fue capaz de romper hasta en tres ocasiones a uno de los mejores sacadores el circuito, además de salvar cuatro de las cinco bolas de rotura que tuvo en contra para imponerse por un doble 6-4.

Carreño golpea un revés en el US Open | Foto: www.atpworldtour.com

Pocos minutos después de García López saltó a la pista Albert Ramos, un jugador que sufre mucho en estas pistas tan rápidas. El catalán tenía como rival, otro jugador que debía hacer unos buenos torneos para llegar a pista la pista del 02 Arena de Londres. Al americano no le gustan los peloteos, es un jugador agresivo, que vive de sus aciertos, aunque en ocasiones se convierten en fallos y le llevan al desastre. Todo empezó bien para el estadounidense con un break que le valió para sumar el primer set. Pero los jugadores españoles de caracterizan por dejarse la piel sobre la pista y Ramos nunca se rindió. Los dos siguientes parciales llegaron hasta la muerte súbita, en el que los nervios en el cuerpo de Querrey le jugaron una mala pasada para despedirse en el debut (6-3, 6-7(7), 6-7(3)).

El último partido de día enfrentó a Carreño, que venía en la peor racha negativa del año, ante el argentino Pella. El asturiano, había pasado de estar casi clasificado para las Nitto ATP Finals, a verse relegado a la última plaza por sus cuatro malos torneos tras las semifinales del US Open. Fue un partido igualado, pero esta vez sí la balanza volvió a caer favoreciendo a Carreño (6-2, 7-6(7)). El primer set fue encarrilado rápidamente por Pablo encadenando dos breaks consecutivos que le ponían arriba en el marcador. En el décimo juego de la segunda manga el argentino sacó para llevar el partido al parcial definitivo, pero Carreño fue capaz de salvar dos bolas de set y lo llevó a la muerte súbita. El gijonés volvió a cerrar el puño, saliendo vencedor de un debut complicado que le mantienen con más vida que nunca en el camino a Londres tras las derrotas de sus perseguidores Anderson y Querrey.

Translate »