Copa Davis Crónicas

Croacia pone fin a la historia de la tradicional Copa Davis



Cilic celebra el triunfo ante Pouille en la final de la Copa Davis 2018
Cilic celebra el triunfo ante Pouille en la final de la Copa Davis 2018 | Foto: @daviscup

Marin Cilic se convirtió en el héroe de todo un país al ganar el punto decisivo que le daba a Croacia la última ensaladera. El croata con esta victoria es el último jugador en escribir la última victoria en este formato de la Copa Davis. Cilic ganó en sets corridos (7-6, 6-3, 6-3) a Lucas Pouille.

Punto y final para este formato histórico de la Copa Davis. Croacia ha sido la última en levantar la ensaladera y Marin Cilic el último jugador en ganar un partido de esta competición. El domingo bajo la cubierta de Lille se reanudaba la eliminatoria que iba a favor de los visitantes por 2-1 tras las dos puntos conseguidos por sus singlistas, aunque Francia soñaba con remontar milagrosamente una eliminatoria tras el triunfo de Mahut y Herbert sus doblistas en la jornada del sábado.

A priori Chardy y Cilic iban a disputar el cuarto punto de la eliminatoria. Finalmente Noah sacó su as de la manga y el elegido fue Lucas Pouille héroe del año pasado que no había jugado el primer día. En frente Cilic que había dejado sus mejores sensaciones ante Tsonga el viernes sobre la pista. El favorito era el balcánico, pero Pouille arropado por su público y en esta competición con la que vive en un idilio constante todo podía ocurrir. El ambiente era indescriptible en lo que podía ser el último partido con este formato de una competición tan prestigiosa como la Copa Davis.

El partido comenzó igualado con ambos jugadores ganando su servicio. De esta forma todo se iba a decidir en la muerte súbita. Aquí la experiencia y el mejor manejo por parte de Cilic le valieron para sumar el primer set en el casillero. Todo se ponía más complicado para Francia pero Noah, el banquillo y su público no paraban de intentar recobrar el ánimo de su jugador. Pouille cada vez sufría más con su servicio y oponía menos resistencia al resto. Un break en el sexto juego hizo que encarrilara el partido y la final. Además tuvo otras cuatro oportunidades de rotura en otro juego, pero el galo fue capaz de dar la vuelta a la situación.

 

Pouille luchaba y seguía intentado remar para entrar en el partido. En la cancha se veían dos momentos de forma en dos jugadores totalmente opuestos. El galo mostraba esos fallos que le han hecho tener una segunda mitad de temporada nefasta. Último set y misma historia, Cilic mandaba. Con un globo espectacular ponía punto y final a una competición que ha tenido 118 años de historia. Esta claro que los grandes jugadores seguirán representando a su país, pero ya no veremos esas largas jornadas de tenis con un estadio repleto animando a ambos conjuntos. La Copa Davis de `toda la vida´ ha acabado, ya veremos si nos echamos de menos una competición mágica que lograba levantar sentimientos en jugadores, entrenadores, público y demás seguidores de este deporte.

Facebook

Translate