WTA

Repaso a la carrera de Jelena Ostapenko

carrera jelena ostapenko
Ostapenko celebra una victoria | Foto: wtatennis.com

Allá por 2017, una joven letona se coronaba en París con tan sólo 19 años. Ostapenko presentaba sus credenciales a ser una jugadora a tener en cuenta en el futuro. Pero el tiempo no ha terminado de ver a una Ostapenko consolidarse en la cumbre, fruto de su tremenda irregularidad y su fuerte carácter.

Un tenis agresivo

Hablar de Jelena Ostapenko es hablar de un talento puro. Una jugadora con una facilidad para golpear a la bola como pocas lo hacen y con una derecha demoledora la cual le sirvió para reinar en Paris allá por 2017 pero que desde entonces no ha tenido continuidad. La tenista letona es una jugadora con un tenis muy ofensivo y que en un día inspirado puede complicar a cualquiera, pero que a la vez ese tenis tan directo la lleva a cometer muchos errores al no tener un orden en su juego tan agresivo.

Otro de sus puntos débiles es su pobre servicio el cual es un caramelo para las rivales que ven en eso una oportunidad de romperle el saque en numerosas ocasiones en los partidos, y eso es otro de los problemas de la tenista letona desde aquel mágico 2017 en donde su tenis directo enamoró a muchos fans del tenis, que veían en ella una futura número 1 del mundo. Otro de los factores que explican su tenis irregular es la falta de un plan B cuando las cosas se ponen en contra suya, y es que no tiene otro estilo de juego que no sea el de buscar el punto rápido, para bien o para mal.

La tenista letona es una jugadora que desde muy joven demostró tener mucho talento en su raqueta. Campeona de Wimbledon Junios, en sus primeros años como profesional consiguió victorias de renombre ante jugadoras como Simona Halep o Petra Kvitova. En todas mostró un juego muy agresivo que le funcionaba a las mil maravillas.

El título en Roland Garros

En su corto palmarés tiene tres títulos individuales. El más destacado ese Roland Garros 2017, en donde su juego directo maravilló al mundo del tenis y venciendo a Simona Halep en la final. Aparte de ese título, tiene otros dos títulos más hasta el momento, el de Seúl 2017 y el de Luxemburgo 2019. También ostenta títulos en la categoría de dobles, demostrando que no se mueve mal en Elsa modalidad. Pero todos esperamos ese resurgir de una Ostapenko que se ve ciertamente lastrada por su poca continuidad en su juego. Todavía no ha conseguido encontrar esas buenas sensaciones que dejó en 2017.

Irrumpió como pocas, y volvió a caer a lo más profundo del infierno. Jelena Ostapenko, una jugadora con una capacidad para conectar winners y cometer errores no forzados a partes iguales. El tiempo nos dirá si volveremos a ver a esa Ostapenko que maravilló en 2017.

 

Translate