Opinión WTA

Bethanie Mattek-Sands, y una carrera de lo más peculiar

Mattek-Sands títulos carrera
Mattek Sands disputando Roland Garros | Foto: rolandgarros.com

Si escuchamos el nombre de Bethanie Mattek-Sands, a muchos se le vendrá a la cabeza su peculiar estilo de vestir, con unos llamativos calcetines largos que sobresalen entre las demás cosas. A continuación, toca repasar su interesante carrera.

Tenis a medias, agresiva por momentos, defensiva por otros

Cuando escuchamos el nombre de Mattek-Sands, lo primero que se nos viene a la cabeza es su peculiar vestimenta. Pero hoy no estamos para esto. Hablamos de una jugadora con un buen tenis, aunque ciertamente irregular en determinados momentos de su carrera de individuales, lo cual hizo que no llegara más lejos de lo que ha llegado. Jugadora con un resto agresivo cuando se trata de un segundo servicio. Su buena derecha al resto la hace una rival complicada de jugar en esas situaciones, ya que busca atacar las líneas en cuando tiene una oportunidad. 

Aunque también tiene un juego de fondo aceptable, y quizás su punto débil sea en ocasiones su poco ataque, además de su revés a dos manos, aunque su revés cortado era otra seña de su gran repertorio como buena doblista. Pero todas estas debilidades, las suple con una excelente volea, además de un excelente juego en la red, una de sus señas de identidad, siendo considerada una de las mejores doblistas del mundo en la actualidad.

Nivel aceptable en individuales, pero siempre con el dobles como fuente de éxitos 

Como ya se ha mencionado anteriormente, nunca tuvo esa regularidad necesaria para asentarse en una posición privilegiada entre las mejores en individuales. Pero donde llegaron sus mejores éxitos, fue en el circuito de dobles, haciendo pareja con la checa Lucie Safarova, con quien conquistó hasta cinco títulos de Grand Slam. Dos veces el US Open, otras dos veces ganadora de Roland Garros, y una vez vencedora del US Open junto a la zurda de Brno. Una pareja que se compenetró a las mil maravillas.

También llegó a la final del WTA Finals en 2016, pero caerían ante Makarova y Vesnina. Aunque su peor momento llegaría en 2017, en el torneo de Wimbledon, frente a Sorana Cirstea. En el transcurso del tercer set, al ir a volear a la red, dobló mal la rodilla, sufriendo una gravísima lesión que la tuvo apartada casi un año de las pistas. También en dobles mixtos ha conseguido grandes éxitos, ganando en 3 de los 4 Grand Slams, a excepción de Wimbledon, el torneo londinense por excelencia. También se coronó campeona en Rio 2016, ganando el oro olímpico junto a otro gran doblista como es Jack Sock.

Una grandísima jugadora, capaz de derrotar a jugadoras como Venus Williams o Petra Kvitova o Na Li entre otras, pero que su gran irregularidad la privó de conseguir grandes cosas en individuales. Pero siempre quedará en el recuerdo como una de las mejores doblistas de su generación. Veremos qué nos depara en un futuro, ya que podría centrar su carrera al dobles, cosa que desde la lesión así está siendo, con grandes resultados, demostrando el porqué de ese gran juego en la red. Larga vida a una gran jugadora como es Bethanie Mattek-Sands, querida por muchos, y recordada por su extravagante vestimenta y sus curiosos peinados. Que no caigas en el olvido, Beth.

Sobre el autor

Brunildo TG

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »