Crónicas

Los favoritos cumplen y ganan el trofeo en Rotterdam y New York

Anderson golpea una derecha en el ATP de New York
Anderson golpea una derecha en el ATP de New York | Foto: www.atpworldtour.com

La semana pasada se disputaron el ATP 250 de New York y el ATP 500 de Rotterdam en Holanda. Los dos primeros cabezas de serie no fallaron y lograron sumar otro título a su palmarés. Federer y Anderson se coronaron como campeones. Este es el resumen de ambos torneos.

ATP Rotterdam

El torneo que se disputó en la ciudad holandesa de Rotterdam recogió a grandes figuras del panorama mundial. Cabe destacar la llegada a última hora de Roger Federer, tras aceptar la invitación que le dio la organización del torneo. El objetivo del helvético era volver a la cima del ranking mundial, siendo el hombre más veterano en conseguirlo. El suizo no lo iba a tener fácil ya que en frente iba a enfrentarse a jugadores como Dimitrov, Wawrinka o Alexander Zverev. Al final sólo se enfrentó con el búlgaro en la final al que venció de forma cómoda (6-2, 6-2), aunque después del partido se confirmó que `Baby Federer´ jugó enfermo.

Wawrinka y Alexander Zverev fueron las grandes decepciones, ya que no fueron capaces de pasar de primera y segunda ronda respectivamente perdiendo contra rivales inferiores. La gran revelación de la cita fue el italiano Seppi. El veterano jugador volvió a unas semifinales de un ATP después de ganar a `Sascha´ o una de las promesas del tenis ruso Daniil Medvedev. Con este título Federer arrebata a Nadal el número uno del ranking ATP.

Federer ovaciona al público en el ATP de Rotterdam
Federer ovaciona al público en el ATP de Rotterdam | Foto: www.atpworldtour.com

ATP New York

Era la primera edición que si disputaba este torneo tras trasladarse desde Memphis. Albergaba un gran número de jugadores locales que tenían la esperanza de entrar en la historia convirtiéndose en el primer jugador en levantar este trofeo. Al final el título se lo llevó el primer preclasificado, Kevin Anderson. El sudafricano consiguió el cuarto título de su carrera tras vencer en la final al americano Querrey (4-6, 6-3, 7-6 (1)).

Las decepciones en este torneo fueron los jugadores locales, que notaron la presión y las ganas de hacerlo bien ante su público. Isner y Jhonson no lograron pasar de su debut, mientras que Harrison cayó en segunda ronda a manos del cañonero Karlovic. El único representante local que mantuvo la esperanza de la afición, fue Sam Querrey que estuvo a un set de levantar un título, aunque acabó cediendo en la final.

La gran revelación del torneo, fue el español Adrián Menéndez-Maceiras, que llegó por primera vez en su carrera a los cuartos de final de torneo ATP. El marbellí sorprendió al mundo del tenis venciendo a Johnson y Chardy, dos jugadores veteranos. La otra gran alegría fue el retorno a un torneo ATP de Nishikori. El japonés después de jugar tres torneos Challenger volvió a disputar un torneo ATP. Cuajó un buen papel llegando hasta las semifinales, en las que perdió contra el campeón, quizás acusando un poco la falta de ritmo en estos partidos.

Translate