Análisis de cuadros

Análisis de los grupos en las Finales WTA de Singapur

Selfie de las jugadores en las WTA Finals Singapur | Foto: www.wtatennis.com

Ya están sorteados los dos grupos en el que se medirán las ocho mejores tenistas de la temporada 2017. En el grupo rojo están las jugadoras que les gusta jugar peloteos largos, mientras que en el blanco se han juntado las más agresivas. Garbiñe Muguruza debutará en domingo no antes de las 13:30 ante Ostapenko.

La temporada 2017 está llegando a su fin. El circuito WTA está a punto de bajar el telón que despida un año de sorpresas y vibrante, con nuevas jugadoras ganando títulos importantes. Quizás lo más llamativo de la temporada fue el primer Roland Garros de Ostapenko, el Wimbledon de Muguruza, la baja por maternidad de Serena y el retorno de Sharapova y Kvitova a las pistas. La mañana del viernes tuvo lugar el sorteo que iba a emparejar a los ocho tenistas en dos grupos de cuatro cada uno, en los que sólo pasarán las dos mejores de ellas para medirse en semifinales. Desvelamos las incógnitas que hay en cada grupo.

Grupo Rojo: Halep, Svitolina, Wozniacki y Garcia

En este primer grupo se han juntado tres de las jugadoras que más se amarran a la cancha. Halep, Svitolina, y Wozniacki son tenistas defensivas, que ponen la bola en juego, buscando el error de su rival o la mejor oportunidad para atacar. Caroline Garcia en cambio es más pegadora, jugando golpes profundos, buscando líneas o winners de forma rápida. Son dos estilos de juego diferentes. Entre las tres primeras se esperan partidos largos en el que los errores no forzados deberán marcar la pauta de las que avanzan a semifinales. La francesa dependerá de su acierto y la paciencia que tenga para intentar desequilibrar a sus contrincantes.

Un grupo igualado en el que los pequeños detalles marcarán la diferencia. La única incógnita es la de Wozniacki, que no se presentó en su último partido en Hong Kong por problemas físicos. No sabemos en qué estado de forma llegará, pero seguro que ha estado preparándose para intentar recuperar su mejor nivel. De todas formas parece la más débil del grupo por el momento de forma en el que llegan sus rivales, aunque la experiencia de la danesa en este tipo de citas importantes puede significar un punto a su favor.

Grupo Blanco: Muguruza, Pliskova, Venus y Ostapenko

Aquí el destino ha preparado una bomba de partidos entre las jugadoras más agresivas del circuito. El juego de todas ellas se caracteriza por atacar a la bola y dominar a sus rivales. Ya se han visto entre ellas las caras en más de una ocasión durante todo el año y los resultados no se decantan a favor de alguien por unanimidad. Esto hace indicar, que en estos encuentros cualquier cosa puede pasar. Todo dependerá del acierto en los golpes ganadores de las tenistas. Un grupo totalmente opuesto al rojo, por lo que tendremos encuentros apasionante en ambos lados.

Arriesgarse por que dos jugadoras pasan a la siguiente ronda es tirar una moneda al aire. Ninguno de ellas llega en las mejores condiciones a esta última gran cita. Ostapenko es la más joven y la que menos experiencia tiene, pero ya ha demostrado que no tiene ninguna presión, siendo fiel a su estilo de juego para levantar títulos como Roland Garros. Pliskova está atravesando un bache y en ninguno de sus cuatro últimos torneos ha sido capaz de encadenar tres victorias consecutivas. Muguruza tuvo que retirarse en su debut de Pekín por problemas físicos, aunque parece que ha regresado al 100% y está decidida a sumar un nuevo trofeo para su legado. La mayor de las Williams cuajó un gran US Open llegando hasta las semifinales, peor después cayó en segunda ronda de Hong Kong, con lo cual su imagen es una incógnita.

Translate »