Opinión

Verdasco: Un ‘puedo y no quiero’ interminable

Fernando Verdasco en Roland Garros | Foto: www.atpworldtour.com

Fernando Verdasco es uno de esos jugadores que caen bien y mal por igual. Un tenista peculiar y especial pero con unas capacidades tremebundas. Quizás 2017 no haya sido su mejor temporada, pero hay motivos para pensar que 2018 sí será un gran año para el madrileño. ¿Por qué? Lo analizamos.

Nos situamos ante un caso más de ese tipo de jugadores que abundan en el circuito ATP, que no ponen nada o ponen poco de su parte para pisar con fuerza en la élite mundial del tenis. Llamar a las puertas del top-10 o ganar un Grand Slam no está al alcance de cualquiera. Sin embargo, en el caso de Verdasco hablamos de un jugador cuya capacidad innata para jugar al tenis es asombrosa, con unas cualidades tremendas para soltar la raqueta y hacer temblar a cualquier rival que se ponga enfrente. Tanto es así, que si Noam Chomsky hubiese virado sus estudios del innatismo del lenguaje al tenis, estoy seguro de que se habría fijado en el bueno de Fer.

No nos engañemos, el esfuerzo de Fernando está ahí, pero es el aspecto psicológico el que falla en ocasiones, en un deporte en el que no está permitido perder la cabeza ni un solo segundo. Pocos dudan de su talento, y si acaba mejorando el aspecto mental, puede convertirse en un jugador temible que no acuda a las irregularidades constantemente, dejando atrás todos los fantasmas de los últimos años. La estabilidad no parece ser su fuerte, en ninguno de los aspectos de su vida y el tenis no iba a ser menos.

Resultados de Verdasco en 2017

Sin embargo, retomando el tema deportivo, esta temporada tampoco ha sido una de las peores ni mucho menos. Empezó de manera profesional en 2001, con grandes y malos momentos hasta la actualidad. A sus 33 años, Verdasco comenzó el año siendo el número 42 del ranking ATP y lo finaliza en un puesto 35 que mejora levemente su posición. Además, lo hace con un récord positivo de 29 victorias y 25 derrotas, más allá de sus innumerables participaciones en muchos torneos de dobles donde también es asiduo al cambio constante: Sin ir más lejos, este año ha disputado torneos con Schwartzman, Marc López, Pouille, Pablo Carreño, Akira Santillan, Vesely, Copil, Nishikori, Zimonjic, Sousa o Albert Ramos, entre otros.

En cuanto a resultados  en individuales se refiere, no ha sido un año excelso o destacable por parte de Fernando Verdasco. Cero títulos de ranking para él, aunque hay que resaltar el gran final de temporada que ha cosechado, hecho que invita a creer que un 2018 mejor es posible: cuartos de final en París y semifinales en Estocolmo para cerrar un año sin muchas alegrías, pero tampoco con muchos desastres.

Sin duda, hay numerosos motivos para creer en Verdasco, por su talento, su tenis y todo el margen de mejora con el que cuenta a pesar de ser un veteranísimo del circuito. ¿Y tú? ¿Crees que 2018 será un mejor año para el bueno de Fer?

Sobre el autor

Javier Macías Jiménez

Apasionado del deporte en general, siempre cerca de un balón, una pelota o una bola. Estudiante de periodismo en Sevilla, músico y muy interesado en política. "Está permitido fallar pero nunca no haberlo intentado"

Translate »