Curiosidades

¿Por qué se cambian las pelotas de tenis durante los partidos?

Pelota oficial de Wimbledon | Foto: www.wimbledon.com

La Federación Internacional de Tenis estableció que las pelotas de tenis se deben cambiar cada siete y nueve juegos a lo largo del encuentro. El argumento, que a partir de cierto desgaste la presión disminuye y presenta irregularidades en el bote. ¿Queréis saber más?

La pelota es todo en el mundo del tenis. Sin ella no se podría lograr este espectáculo que tantos seguidores tiene en los cinco continentes. El color de estas bolas circulares, es el amarillo, con rayas blancas, que hacen que la trayectoria sea más correcta que la de una pelota lisa. Su peso oscila entre los 56 y 58 gramos. En el pasado estaban hechas de cuero y se rellenaban de cabello humano, algo que ya no se practica en la actualidad.

La tecnología ha hecho su efecto en este deporte y los materiales de las pelotas han evolucionado. Hoy en día el caucho y la goma copan casi todo el mercado. Las pelotas sufren un proceso de vulcanización, a alta temperatura y son cerradas herméticamente en botes para que no pierdan presión.

¿Cada cuánto se cambian?

El primer cambio llega tras jugar los siete primeros juegos, pero luego cada nueve. Esto de sebe a que en el calentamiento se considera que las bolas sufren un desgaste equivalente a lo que serían dos juegos. Por ello se adelanta el fin de su vida. A partir del primer cambio, ya es cada nueve juegos cuando los recogepelotas abren nuevos botes. El objetivo principal de ello es que a partir de un cierto desgaste, la trayectoria o los botes de las pelotas pueden tener defectos y perjudicar el juego. Además la presión empieza a disminuir, provocando un menor bote. En otro artículo hablaremos en que superficies se desgastan más las pelotas y muchas más curiosidades sobre el elemento principal de este bonito deporte.

Translate »