Efemérides

A doce años de la coronación del Rey David Nalbandian

Nalbandian Masters Cup 2005
Nalbandian con Federer en la Masters Cup 2005 | Foto: www.atpworldtour.com

Un día como hoy, hace doce años viví una de las más grandes alegrías como fanático del tenis: El Rey David Nalbandian le ganó la final del Masters Cup a Roger Federer y se recibió de Master.

Este fue uno de los partidos más dramáticos que viví. Fueron más de 4 horas y media de tenis de gran nivel, de alternativas cambiantes. El resultado final habla por sí solo del dramatismo, la emoción que tuvo el juego, (6-7(4), 6-7(11), 6-2, 6-1, 7-6 (3)).

Junto a los triunfos de Vilas sobre Connors en el viejo US Open y el de Gabriela Sabatini sobre Steffi Graff en otro US Open, son las victorias de argentinos que más recuerdo y por supuesto más festejé. Así el Rey David se unió al Gran Willy como nuestros dos únicos ganadores del Master Cup.

Recuerdo que el sábado habíamos tenido una reunión familiar y nos fuimos a dormir muy tarde. Por ese motivo no me desperté a tiempo. Pero con tanta suerte que recién levantado lo estaban dando en diferido e iban en los primeros puntos de la primera manga. Justo había quebrado el Rey David. Con una de mis hijas que se despertó para acompañarme la consigna fue no buscar cómo fue resultado, así la transmisión tenía más emoción. Era como estar viéndolo en vivo y en directo.

Federer recuperó de inmediato el break y todo quedó como al comienzo. La manga se definió con muerte súbita. Cómo me voy a olvidar de la definición del primer set, una devolución de Roger Federer que golpeó en la faja y cayó muerta del lado del Rey. Así fue como se le escapó el primer parcial al cordobés.

La segunda manga fue emocionante, ambos tenistas fueron muy seguidos a la red, excelentes drops, grandes passings, una gran final. Aquí fue el suizo quien se adelantó en el marcador. De inmediato el cordobés recuperó el quiebre y otra vez definición por tie break. Emocionante, dramático, punto de set para un lado, para el otro, hasta que una devolución del Rey David quedó corta y murió en la red. El suizo ganó el tie break por 13-11

El recuerdo de una temporada inolvidable para el tenis argentino

Dos mangas perdidas en dos muertes súbitas. Remontarlas ante la precisión suiza era una misión imposible. Casi desisto de seguir viendo el partido. Pero ese año los argentinos veníamos muy dulces, muy agrandados. Un año que seguramente no se volverá a repetir.

No era un hecho casual que cuatro de los ocho participantes del Master Final fueran argentinos. Además de David Nalbandian jugaron ese Master Cup Guillermo Coria, Gastón Gaudio y Mariano Puerta.

El Rey llegó como el octavo clasificado a Shanghai, formó parte del Grupo Rojo junto a Federer, Coria e Ivan Ljubicic. El Grupo Dorado lo integraron Rafael Nadal, Andre Agassi, Nikolay Davydenko y Gaudio. Puerta entró por renuncia de Nadal por lesión en el pie izquierdo. Luego entró Fernando González, por la baja de Agassi.

David perdió en su grupo contra Federer, pero ganó muy bien los otros dos, clasificando a la siguiente ronda. Las semifinales fueron David Nalbandian vs Nikolay Davydenko y Roger Federer vs Gastón Gaudio. El Rey ganó en sets corridos y Roger despidió al Gato en bicicleta: (6-0, 6-0).

Nalbandian Masters Cup 2005
Nalbandian celebra un punto en la final de la Masters Cup contra Federer | Foto: www.atpworldtour.com

La remontada del Rey David

En la tercera manga el suizo aflojó su ritmo, permitiendo que el cordobés se adueñara de las acciones. A pesar que la mayoría de los puntos fueron parejos y peleados a David le empezaron a salir todas. La derecha cruzada, el passing, los drops, todos entraban, todos eran ganadores. Ganó muy bien la manga por (6-2). La fe intacta en el tenis de David, la esperanza de remontar el juego tenía otro color.

El cuarto set fue dominio total del argentino, que ya era dueño absoluto de la cancha. Ganó con mucha comodidad la cuarta manga por (6-1). El partido empatado, con toda la confianza para el parcial definitivo.

El inolvidable set definitivo fue directamente no apto para cardíacos. Con dos quiebres a favor Nalbandian se puso rápidamente (4-0). Cuando ya empezábamos a festejar Federer avisó de que no estaba vencido. El primer quiebre le devolvió la confianza. Sus golpes ya no se iban para afuera, sus reveses se convirtieron en ganadores. Roger no solo recuperó los dos quiebres, sino que se puso en ventaja en el undécimo juego. En el siguiente juego Federer vino a sacar para campeonato. Todos resignados por la increíble remontada del suizo, con su juego casi perfecto. Todos menos uno: el Rey David sacó a relucir su casta de campeón, su mentalidad ganadora, con dos increíbles devoluciones que paralizaron al suizo. El argentino consiguió una oportunidad para quebrar y no la desperdició. Nuevamente igualados, la definición del Master sería en muerte súbita.

Nuevamente arrancó con ventaja el Rey David, pero otra vez emparejó el suizo. Un par de errores del helvético ponían en la delantera a Nalbandian y ya no había tiempo para nada. Una devolución de Federer se quedó en la red y a festejar, el Rey David ganó el tie break por (7-4). Juego, set, partido y Master. Un gran encuentro, dramático, emocionante de principio a fin, gran triunfo del Rey David. Una gran alegría, un hermosísimo recuerdo.

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

Translate »